El movimiento, que sacudió esta tarde fuertemente la capital mexicana, también causó numerosos cortes en el servicio eléctrico, fugas de gas e interrumpió el servicio de telefonía, así como el del Metro, pero aún no se reportan víctimas.

Tras percibir el movimiento, ciudadanos que habitan y trabajan en edificios altos captaron los derrumbes de varios inmuebles en las colonias Condesa y Roma, afectadas en el sismo que ocurrió justo hace 32 años.

En el sur de la ciudad, en Coyoacán, la Iglesia de San Juan Bautista sufrió daños en una de sus torres y en Xochimilco se cayó la parroquia de San Bernardino.

El sismo derrumbó al menos una decena de edificios en distintas zonas de la Ciudad de México como las colonias Condesa, Del Valle, Narvarte, Centro, Coyoacán y Xochimilco, entre otras.

El temblor generó numerosas escenas de pánico en la capital del país solo dos horas después de que la ciudadanía saliera a las calles de todo el país en un simulacro conmemorativo del terremoto de 1985.

En esta zona un videoaficionado registró el fuerte movimiento del agua de los canales. Una ola gigante cruzó de lado a lado y removió las tradicionales trajineras.

En todas las zonas afectadas hubo daños en edificios, algunos de los cuales quedaron colapsados. Se cayeron numerosas vayas y se desprendieron fachadas de apartamentos y edificios públicos en una capital donde aún se respira a miedo.

En el central estado de Puebla se reporta la caída de las torres de la Iglesia de Cholula.

En el central estado de Morelos también se reportan daños. El gobernador Graco Ramírez anunció la activación de los servicios de emergencia.

Las actividades escolares fueron suspendidas hasta nuevo aviso, al igual que la sesión bursátil de la Ciudad de México, para salvaguardar la seguridad del personal y de las instalaciones.

La ciudadanía de inmediato se dio a la tarea de asistir y brindar ayuda en los derrumbes y colapsos.

Presidente de la República convoca al Comité Nacional de Emergencias

El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, vuela de regreso a la capital tras el sismo de esta tarde y convocó al Comité Nacional de Emergencias para evaluar la situación y coordinar acciones.

"El PlanMX ha sido activado", señaló el mandatario a través de la red social Twitter, en la que también explicó que regresaba "de inmediato a la Ciudad de México para atender la situación por sismo".

Peña Nieto se dirigía al sureño estado de Oaxaca cuando se produjo el movimiento telúrico que sacudió el centro del país, causando daños en edificios de la capital y en los estados de Morelos y Oaxaca.

Por su parte, presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mandó su apoyo al pueblo mexicano."Dios bendiga al pueblo de la Ciudad de México. Estamos con ustedes y estaremos allí para ustedes", dijo el mandatario en un breve comentario en su cuenta de la red social Twitter, al poco tiempo de conocerse la catástrofe.

El temblor generó numerosas escenas de pánico en la capital del país solo dos horas después de que la ciudadanía saliera a las calles de todo el país en un simulacro conmemorativo del terremoto de 1985.

En aquel entonces los daños se calcularon en $8,000 millones, 250,000 personas se quedaron sin casa y 900,000 tuvieron que abandonar sus residencias. El saldo de muertos nunca se supo con precisión, pero las cifras van de 7,000 hasta los 20,000. Su epicentro fue en las costas de Michoacán.