El programa Mundial de Alimentos (PMA) anunció este sábado que donará 1,5 millones de dólares en alimentos y una asistencia alimentaria de 5,7 millones de dólares para los afectados del huracán Irma.

El director ejecutivo de PMA, David Beasley, luego de recorrer la comunidad de Jaimanitas, uno de los lugares más afectados de Cuba, enfatizó que la ayuda se complementará por cuatros meses para cubrir las necesidades alimentarias de 664.000 personas damnificadas.

La agencia de las Naciones Unidas, dispone en Cuba 1606 toneladas métricas de alimentos y ha dispuesto 1,5 millones de su fondo de emergencia para comprar más alimentos.

El exgobernador añadió que si no hubiera sido por el trabajo del gobierno cubano con las personas el impacto hubiese sido peor.