El huracán Irma se debilitó hoy a tormenta tropical mientras avanza por el estado de Florida camino al sur de Georgia.

Según el boletín de las 8:00 a.m. del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), el sistema atmosférico cuenta con vientos sostenidos 70 millas por hora y se prevé que se debilitará a depresión tropical para este martes en la tarde.

Irma se encuentra a unas 105 millas al norte-noroeste de Tampa, Florida, y avanza hacia el norte-noroeste a casi 18 millas por hora. El domingo en la mañana, Irma llegó a Florida como huracán categoría 4.

En la mañana de hoy lunes, Irma llegó a la región de la bahía de Tampa, tras arrasar gran parte de Florida con vientos que arrancaron tejados, enormes inundaciones y cortes de electricidad generalizados.

Irma seguía avanzando hacia el norte a lo largo de la costa occidental de Florida tras dejar un rastro de destrucción desconocida. Con las comunicaciones cortadas en gran parte de los Cayos de Florida, donde tocó tierra el domingo, y el mal tiempo que persistía en toda la península, muchos esperan a que se haga de día para evaluar los daños causados.

Impactantes inundaciones en Miami captadas con celulares

Las comunidades de Brickell y Edgewater fueron impactadas por la furia y lluvia del huracán Irma.

Lo que fue el monstruoso huracán, de 640 kilómetros (400 millas) de ancho y con vientos de hasta 210 kilómetros por hora (130 millas por hora), retiró el agua de las bahías, anegó parte del centro de Miami y derribó al menos tres grúas para construcción, dos en Miami y una en Fort Lauderdale.

Más de 3.3 millones de hogares y negocios de todo el estado se quedaron sin electricidad, y funcionarios de servicios públicos informaron que tomará varias semanas restaurar la electricidad a todos.

El vórtice del huracán, muy debilitado ya, estaba a unos 40 kilómetros (25 millas) al noreste de la poblada región de Tampa-St. Petersburg a primera hora del lunes. Aunque llegó a Florida como un huracán de categoría 4, Irma perdió fuerza hasta pasar a categoría 1 con vientos de 135 kilómetros por hora (75 millas por hora).

Se espera que Irma siga perdiendo fuerza.

Mientras tanto, más de 160,000 personas esperaban su paso en albergues habilitados en todo el estado.

De momento no hay reportes confirmados de muertes en Florida.