Los efectos del huracán Irma, uno de los más potentes jamás registradas en el Atlántico, comenzaron a registrarse luego de que su ojo llegara a primera hora de este domingo a los Cayos de Florida. Sin embargo, luego de tocar tierra estadounidense con vientos de 215 kilómetros por hora, categoría 4, disminuyó a categoría 3 con vientos de 120 kilómetros por hora. 

Las autoridades de Florida informan que dos mil efectivos de la guardia estadounidense que se encuentran prestando atención por el huracán y los voluntarios están llegando a prestar ayuda. 

A pocas horas de su llegada a las costas, tres personas murieron en un accidente de tránsito por los efectos de la tormenta. También través de las redes sociales, reportan que una grúa cayó sobre un edificio en construcción del centro de Miami por los fuertes vientos, sin dejar víctimas mortales. 

Irma también dejó sin suministro de energía eléctrica a más de 1,3 millones de clientes, comunicaron las autoridades.

En horas de la mañana un total de 825.323 clientes de las compañías de servicios eléctrico reportaron que se encontraban sin electricidad, lo que equivale al ocho por ciento del total, dijo la oficina de Gestión de Emergencias de Florida.

Entre los condados más afectados se encuentra Monroe, donde están los Cayos y una parte de la costa del suroeste, lugar donde un 76 por ciento de la población se ha quedado sin suministro en un momento en que Irma golpea esa parte del estado con sus vientos máximos sostenidos de 215 kilómetros por hora, comunicó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos (EE.UU.).