El gobierno cubano activó hoy su plan de contingencia de emergencias ante el paso del huracán Irma, un fenómeno atmosférico que, de continuar la trayectoria proyectada, causaría serios daños en todo el país e incluso tocaría tierra en algún punto en las provincias centrales de la isla.

“El Centro de Pronósticos del Instituto de Meteorología, informó que el intenso huracán Irma con categoría cinco en la escala Saffir-Simpson, continúa intensificándose y mantendrá rumbo oeste en las próximas 12 a 24 horas a razón de 22 kilómetros por hora, lo que significa un peligro potencial para Cuba”, se leyó en la televisión cubana.

“Los órganos y organismos estatales, entidades económicas e instituciones sociales de las provincias que se encuentran en Fase Informativa deben cumplir las medidas previstas en sus respectivos planes de reducción de desastres con racionalidad. Se orienta a la población mantenerse atenta a las informaciones del Instituto de Meteorología y la Defensa Civil y cumplir disciplinadamente las medidas que se indiquen por las autoridades locales”, concluye.

Las únicas provincias que no fueron activadas en la convocatoria fueron las de la zona occidental, que incluye a Mayabeque, La Habana, Artemisa, Pinar del Río y el municipio especial de Isla de la Juventud, pero el huracán podría impactar en la capital.

El Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos puso a Cuba en vigilancia de huracán a partir de las 8:00 p.m. de hoy. Contrario a Estados Unidos, donde los reportes de huracán son cada seis horas, en Cuba se emiten cada 12 en esta fase de la emergencia.