A través de un comunicado, el Consejo Supremo Electoral (CSE) dio a conocer un acuerdo, en el cual reitera la necesidad de campaña pacífica en el marco de la ética electoral que debe de regir en las elecciones municipales del presente año.

El acuerdo considera que es una necesidad desarrollar una campaña electoral pacífica que muestre cómo se ha avanzado y crecido en el país en términos de cultura electoral y de paz, por lo que se debe insistir en la importancia de la no confrontación.

Asimismo, que muestre una nueva y creciente conciencia ciudadana, y también una transformación de la cultura electoral que permita entendernos, relacionarnos y trabajar juntos.

cse

“Este nuevo tipo de campañas es un reto en cada uno de los municipios y para cada uno de los y las candidatos y organizaciones políticos. Una campaña entre nicaragüenses no significa que vayamos a convertirnos en enemigos, es una elección lo que está en juego”, dice el comunicado leído por la magistrada Mayra Salinas.

También considera que es imperativo para la estabilidad y crecimiento económico, profundizar la estabilidad política y la paz social, para ello es indispensable durante el desarrollo de este proceso electoral, especialmente durante la campaña, fomentar un ambiente de tolerancia y respeto mutuo, de justicia y equidad y de pluralismo político, contribuyendo de esta forma a enviar un mensaje a la nación de civismo y patriotismo”.

El comunicado prosigue: “Que en este contexto se hace pertinente y actual hacer un llamado al cumplimiento de la Constitución Política y Ley Electoral, los reglamentos, regulaciones y normativas que se dicten por parte de los organismos electorales para la buena marcha del proceso electoral de la campaña y propaganda electoral”.

cse

El CSE reitera que “es absolutamente indispensable para la realización de manifestaciones y/o concentraciones públicas, tramitar y obtener el respetivo permiso ante las respectivas delegaciones de la Policía Nacional, de conformidad con el artículo 10 del Reglamento de Ética Electoral”.

Agrega que durante el desarrollo de la campaña “el uso de los símbolos partidarios en las concentraciones y manifestaciones públicas por parte de las organizaciones políticas participantes es exclusivo de la propia organización política que los tiene registrados en el CSE”, por lo que no podrán ser usados por otras organizaciones ni ciudadanos en particular.

Y, por último, exhorta a todos los sectores, gremios, entidades, autoridades civiles, militares y religiosas para favorecer el cumplimiento del presente Acuerdo y Reglamento de Ética Electoral, y que la violación al mismo es constitutivo del delito electoral, tal como lo establece el artículo 173 numeral 3 de la Ley Electoral.