El Ejército de Nicaragua reconoció la labor de la mujer dentro de las filas de la institución castrense, ascendiendo a varias compañeras oficiales a grados militares como Teniente Coronel, Mayores, Capitán, Tenientes Primero y Tenientes.

Puedo decir que es un gran honor como mujer recibir estos grados como una distinción especial para reconocer el trabajo diario, del trabajo que hacemos como miembros del Ejército y fortalecer aún más la institución”, expresó Alma Celeste Avilés, especialista en ginecobstetricia, con una subespecialidad en Materno Fetal y quien recibió el grado de Teniente Coronel.

Mencionó que el ascenso es un compromiso mayor con la institución y con el pueblo de Nicaragua porque ellos están para servirle.

Yo estoy completando 30 años de servicio militar activo y ha sido una experiencia grande, no solo como profesional, sino como persona, porque además de tener un amplio desarrollo dentro del campo médico, también ha sido la adquisición de valores como patriotismo, humildad, lealtad que hemos desarrollado a lo largo de nuestra prestación de servicio militar aquí”, dijo Martha Joffre Osorio, pediatra neonatáloga del Hospital Militar y también fue ascendida a Teniente Coronel.

Agregó que el ascenso en grados militares es un reconocimiento por parte del mando del Ejército, además es un compromiso mayor que tienen con el pueblo nicaragüense, la Patria y la defensa de la soberanía nacional.

 La Teniente Ondina Mendoza refirió que el ascenso a Teniente Primero lo obtiene a tan solo 5 años de pertenecer a la institución. Ella es residente de Pediatría del Hospital Militar y señala que ha sido un gran orgullo pertenecer a la institución.

Asimismo, Felícita Aguinaga, ginecobstetra del Cuerpo Médico Militar, dijo que sin el apoyo del actual gobierno sería difícil que la institución tuviera el desarrollo que hasta el momento tiene.

Aguinaga fue ascendida a Teniente Coronel y expresó: “Hoy es un día muy especial, es un día de fiesta donde se nos reconoce estos años de entrega de trabajo”.