El Gobierno de Nicaragua reiteró su posición de que los ensayos y pruebas nucleares no contribuyen en nada a la Paz Mundial, ni a crear un clima de diálogo y negociación necesarios para resolver por medios pacíficos las diferencias entre los Estados, según lo expuesto por el Ministro asesor presidencial para políticas y asuntos internacionales, Sidharta Marín, durante la VIII Reunión de Ministros de Relaciones Exteriores y el Foro de Cooperación para América Latina-Asia del Este (FOCALAE), que se realiza en la República de Corea.

Mencionó que Nicaragua está comprometida con la lucha por la paz y el establecimiento de un orden internacional justo y que aboga por el fortalecimiento de los mecanismos y organizaciones internacionales, que como FOCALAE promueven el diálogo, la cooperación y el entendimiento entre naciones y las regiones del mundo.

"Nicaragua reitera su firme vocación de Paz a favor del desarme nuclear, y el desarme total y completo”, aseguró el representante de Nicaragua.

El ministro Marín reiteró el llamado urgente del país centroamericano para la desnuclearización en la Península coreana y para el abandono de los Programas Militares Nucleares de una forma completa, verificable e irreversible. También insistió en que es necesario tomar medidas para asegurar la Paz, Estabilidad y Seguridad en la Península coreana.

Añadió que Nicaragua participa en el foro con la voluntad de cooperar y de construir un futuro de prosperidad compartida y en igualdad.

“Venimos a este Foro interregional a dialogar para impulsar proyectos que contribuyan a mejorar la competitividad, la calidad de nuestros productos y servicios, y a identificar aquellas oportunidades de comercio e inversión que sean de beneficio para todos nuestros pueblos, sin exclusiones de ningún tipo”, agregó.

El representante nicaragüense recordó que el mundo actualmente experimenta grandes cambios y son momentos de enormes desafíos que exigen respeto con sentido de justicia, de equidad, de comercio justo, de solidaridad; y hablar de iniciativas y esfuerzos para lograr impactar positivamente en la vida de millones de personas, de familias, de comunidades de ambas regiones.

Marín destacó que en Nicaragua existe la posibilidad de trabajar bajo un modelo de diálogo, alianzas y consensos, en el que participan todos los sectores de la vida nacional. Ese modelo tiene rango Constitucional, incluidas las Alianzas Público Privadas, lo que ha permitido un crecimiento económico sostenido, en los años recientes.