El coordinador humanitario de la ONU en los territorios palestinos ocupados, Robert Piper, destacó ayer el trabajo que realizan cientos de personas para ayudar a ese pueblo árabe en su sufrimiento.

En un mensaje por el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, que se celebra cada 19 de agosto, el experto australiano señaló que integrantes de 13 agencias de las Naciones Unidas y de organizaciones no gubernamentales nacionales y extranjeras no escatiman esfuerzos y enfrentan riesgos para ayudar a los palestinos.

Ellos distribuyen a diario una asistencia vital en los territorios ocupados por Israel, que incluye alimentos, agua, abrigo, artículos de higiene y otros recursos esenciales, precisó.

De acuerdo con Piper, en el 2016, un millón 600 000 palestinos recibieron apoyo humanitario con comida, mientras 150 000 accedieron a un techo como refugio.

Este año seguimos trabajando para ayudar a más de un millón y medio, muchos de ellos víctimas de violaciones de las leyes internacionales o de demasiado tiempo bajo el impacto de incertidumbres e inseguridad, dijo.

El Día Mundial de la Asistencia Humanitaria fue establecido en el 2008 por la Asamblea General, cinco años después de que un ataque, el 19 de agosto del 2003, en Irak cobrara la vida de 22 personas en la sede de las Naciones Unidas en Bagdad, entre ellas el máximo representante de la organización, Sergio Vieira de Melo, refirió.