El noveno tifón de este año, Nesat, tocará tierra en el sureste de China mañana, advirtió hoy el Centro Meteorológico Nacional (CMN), al tiempo que emitió una alerta amarilla ante la cercanía de ese fenómeno natural.

De acuerdo con el observatorio nacional, Nesat aliviará en parte la reciente oleada de calor que ha castigado a la región, debido a que la mayor parte del sureste del país experimentará lluvias desde este sábado hasta el martes, algunas de ellas intensas.

Se espera que las precipitaciones calmen en cierta medida a las regiones central y oriental, que desde el 26 de junio sufren muy altas temperaturas, previó la entidad.

Este viernes, el CMN renovó la alerta naranja por el calor en el sureste de China, y predijo que la situación comenzará a mejorar a partir del domingo.

Los meteorólogos recomendaron a los gobiernos locales de las provincias de Fujian, Zhejiang, Guangdong y Jiangxi tomar precauciones contra eventuales desastres meteorológicos, y pidieron el retorno a puerto de los barcos en las áreas que se verán afectadas.

Por otra parte recomendaron a la ciudadanía prestar atención a los cambios del tiempo y tomar precauciones durante la temporada alta de viajes del verano.

Este último mes repetidas y extremas oleadas de calor han afectado la mayor parte del sureste del territorio.

La metrópoli oriental de Shanghai registró una temperatura de 40,9 grados centígrados el 21 de julio, la más alta en 145 años.

La situación ha incrementado el número de casos de insolación por lo que el gobierno local ha suspendido la mayoría de las labores al aire libre y ha advertido a los ancianos y menores de edad evitar actividades fuera de sus residencias entre las 10:00 y las 16:00 horas.

Esta nación cuenta con un sistema de alerta de cuatro niveles para condiciones climáticas severas, codificado con colores, de los cuales el rojo significa la mayor gravedad, seguido por el naranja, el amarillo y el azul.