Al menos cuatro personas murieron en la ciudad china de Shanghái, víctimas de una intensa ola de calor con las temperaturas más altas sufridas en esa urbe oriental en los últimos 145 años, informaron hoy autoridades locales.

La citada mega ciudad emitió este martes la tercera alerta roja del año luego que los termómetros marcaran los 40,5 grados Celsius, el cuarto más alto nivel desde que los registros empezaron hace 145 años-, según el diario local Shanghai Daily.

Refiere la misma fuente que además de los fallecidos, decenas de residentes, muchas de edad avanzada, fueron internadas en el hospital con insolaciones u otras patologías, algunas en condiciones de gravedad.

La buena noticia es que la ola de calor se debilitará a partir de este miércoles con vientos del sureste que traerán días más frescos, indicaron meteorólogos.

Debido a que el clima extremo ha provocado un incremento en el número de insolaciones, el gobierno suspendió la mayoría de las actividades al aire libre y advirtió a ancianos y niños que eviten esas actividades entre las 10:00 y las 16:00 horas.

También algunas comunidades residenciales han abierto al público salas con aire acondicionado.

China tiene un sistema de alerta climática de cuatro niveles, en la que el rojo representa el más severo, seguido del naranja, amarillo y azul.