El volcán ecuatoriano Reventador, situado a 90 kilómetros de esta urbe capitalina, muestra una alta actividad, por lo que las autoridades mantiene la alerta naranja, según informó el Instituto Geofísico.

Ubicado entre las provincias amazónicas de Napo y Sucumbíos, la montaña volcánica es monitoreada constantemente porque entre el lunes y el martes se contabilizaron 14 explosiones con salida de ceniza y gases, reseña la agencia Andes.

El volcán mantiene una actividad alta y continua. Permanece nublado con ligeras lluvias, dice un comunicado del organismo.

De acuerdo a datos de la evolución de su amenaza, proporcionados por el Instituto Geofísico de la Escuela Polítécnica Nacional y el Instituto Nacional de Metereología e Hidrología, no existe cambio de la alerta y se mantiene la naranja por parte de esta cartera de Estado, aclaró el texto.

Este tipo de alerta significa actividad precursora intensa que incluye un incremento de la sismicidad, o aceleración de la deformación y la ocurrencia de explosiones freáticas con actividad eruptiva poco explosiva. En este caso, se deben tomar las acciones inmediatas establecidas en los planes de contingencia.

Tras cerca de 26 años reposo, El Reventador reactivó su proceso eruptivo en 2002. Considerado uno de los volcanes más activos del país andino, archiva alrededor de 16 erupciones desde 1541.