Una noche de oraciones, alabanzas a Dios y de cultura nicaragüense, se vivió en la Iglesia Hossana en Managua, al celebrarse la bienvenida a los más de 2000 misioneros que integran la jornada de Una Nación, Un Día, Nicaragua Brilla, que provienen de 20 naciones del mundo.

Los líderes de la Iglesia Hossana recibieron con mucho júbilo y con una revista cultural, a estos misioneros, hombres y mujeres que provienen de Estados Unidos, Australia, Canadá, Reino Unido, República Dominicana, Cuba, Indonesia, Jamaica, Japón, México, Honduras, Costa Rica, Colombia, Nueva Zelanda y Nigeria.

Los visitantes además de venir a brindar el mensaje de Jesucristo, también vienen a dar su mano solidaria en atenciones de salud en municipios de 12 departamentos.

“Esta noche le estamos dando la bienvenida a todos los misioneros que han aterrizado en nuestro país con el objetivo de tener esta celebración Una Nación, Un Día”, destacó el pastor Arsenio Herrera de Hossana.

Jornadas de oración en un mismo día en 12 departamentos

Señaló que Nicaragua en los últimos años ha sido bendecida y esta visita de miles de misioneros, viene a certificar la felicidad que vive el país, que se convierte junto a República Dominicana y Honduras, en el tercer país en Latinoamérica en llevar a cabo esta jornada de oraciones.

Para el próximo sábado 29 de julio en horas de la tarde, en las principales cabeceras departamentales de Nicaragua, de forma simultánea se estará realizando la Jornada Cumbre de Oración de Una Nación, Un Día.

“Entiendo que será un evento simultáneo en 12 estadios, en 12 plazas a la misma vez, en las ciudades principales adorando a Jesús, gente compartiendo el Evangelio por las calles, médicos atendiendo a personas que necesitan consultas médicas, los jóvenes escuchando un mensaje de esperanza y de salvación, sobre todo la Iglesia de Nicaragua unida apoyando”, subrayó Herrera.

 El pastor Nabel Rodríguez, señaló que Nicaragua está siendo parte de un Proyecto de Nación y que todos los nicaragüenses están siendo parte.

“Yo creo que toda la nación de Nicaragua, yo lo puedo sentir y ver, que casi no hay ningún nicaragüense, independientemente del perfil religioso que tenga, que no se sienta parte del parte del Proyecto, yo siento que es una incorporación integral”, destacó Rodríguez.

El pastor Rafael Arista, Presidente de las Asambleas de Dios, calificó la presencia de los misioneros de Una Nación, Un Día, como una respuesta a la oración de los nicaragüenses.

“Nicaragua se conoce como uno de los países centroamericanos de mayor crecimiento, hay una libertad de culto gloriosa, hermosa, linda y fabulosa. Hay libertad de pensamiento, libertad de movilización y todo eso nos ayuda a nosotros como iglesia a hacer la obra de Dios en este país”, declaró Arista.

Ramón Valadés, misionero estadounidense, destacó que la presencia de esta jornada de oración, no puede ser más que el amor que Jesucristo le tiene a Nicaragua.

“La jornada significa que ustedes son amados por el más poderoso del mundo, que son bendecidos y que doy gracias por haberme escogido para poder venir a apoyarlos, ustedes tienen un país maravilloso”, dijo Valadés.

Durante la jornada religiosa y cultural en Hossana, los visitantes pudieron conocer nuestro folclor, nuestros principales trajes típicos y sobre todo, la música de la marimba.