Temperaturas cercanas a los 40 centígrados afectarán a siete importantes territorios agrícolas guatemaltecos durante los días de la denominada canícula, estimaron hoy especialistas en agrometeorología locales.

Los municipios de Morazán, El Progreso, La Libertad, San Andrés y El Petén, serán las más afectadas, subrayó un comunicado del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), de Guatemala.

También las áreas limítrofes entre Quiché y de toda Verapaz, según el mismo texto.

La ola de calor afectará a productores de todo el este, norte y con énfasis en la Franja Transversal del Norte, se observa en un mapa publicado por medios de prensa capitalinos.

El rigor de la sensación térmica en seres vivos será superior a los 40 centígrados porque en los territorios aludidos no llueve desde hace casi tres semanas, según el rotativo Prensa Libre.

Tal situación es particularmente alarmante para los agricultores que se encuentran en la región del oriente guatemalteco, debido a la condición del suelo y otras características de la zona, como laderas empinadas y rocosas y poca profundidad de tierra cultivable.

Los suelos más críticos serán los dedicadas a los cultivos de maíz y de frijoles, granos básicos en la dieta de este país y de toda centroamérica, acota el Insivumeh.

Otras áreas serán beneficiadas durante los días de la canícula porque se preveen lluvias originadas ondas del este que están ingresando al territorio guatemalteco, precisan expertos en agrometeorología.

La llamada canícula hace alusión en todos los países del hemisferio norte a la constelación de Canis maior, la más brillante del cielo nocturno durante los días de verano entre el 24 de julio y el 2 de septiembre, recuerda el Insivumeh.