La ola polar que azota desde hace varios días a Argentina elevó hoy a cinco los fallecidos tras reportarse dos víctimas más en la fría ciudad de Neuquén, en la Patagonia.

Según informan varios medios de prensa locales, dos hombres murieron por hipotermia después de ingerir alcohol para calentarse y quedarse dormidos a la intemperie, cuando las temperaturas estaban a 18 grados bajo cero, uno falleció en la ciudad de Las Ovejas, y el otro en Junín de los Andes.

También murió una señora de 86 años por el frío reportado en la ciudad de Eldorado, en el noroeste de la provincia de Misiones, donde en algunas zonas las temperaturas llegaron a 6 grados bajo cero.

En días recientes se conoció sobre la primera víctima por estas bajas temperaturas, un hombre que falleció en la calle, en la ciudad de Mar del Plata, sin hogar para resguardarse, en tanto otro murió por hipotermia en la provincia de Santa Fe.

La ola polar no da tregua en Argentina. En Bariloche, en la provincia de Rio Negro, se registró una cifra récord cuando los termómetros marcaron -25 grados.

Tras varios días con cierre de rutas y vuelos cancelados hoy poco a poco la situación comenzó a reanudarse. Muchas personas en plenas vacaciones invernales quedaron varadas en los aeropuertos.

El gobierno argentino echó a andar un mecanismo de asistencia para las zonas golpeadas, en especial en la Patagonia.

La iniciativa, bautizada como Operativo Nieve, se extiende a ciudades, rutas y aeropuertos de esa región argentina, bajo emergencia climática por el intenso frío que sacude a gran parte del territorio.

El Ministerio de Defensa envió a varios miembros del Ejército para las tareas de ayuda a los damnificados, la limpieza de vías de tránsito, entre otras labores.