El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, sufrió hoy un desmayo durante un rezo matutino con motivo del final del Ramadán en una mezquita de Estambul, informa el diario Hürriyet.

Según el rotativo, el presidente se desmayó cerca de la 06:00 hora local (04:00 GMT) en un templo musulmán de Estambul, fue atendido por los médicos que llegaron en una ambulancia y a los pocos minutos pudo continuar su agenda prevista.

"Tuve un pequeño problema de presión, relacionado con mi diabetes", señaló el propio Erdogan a los reporteros que se habían acercado a la mezquita.

"Gracias a Dios estoy bien ahora", agregó el presidente, de 63 años de edad y quien es fundador y líder del gobernante partido conservador de Justicia y Desarrollo (AKP), en el poder desde 2002.

Un reportero de Hürriyet explicó que los guardaespaldas de Erdogan acudieron con rapidez al lugar, los médicos llegaron a la mezquita y el presidente fue llevado a otra sala de la mezquita.

Los periodistas no pudieron acercarse al templo hasta que el presidente turco salió para hablar con la prensa tras el breve incidente de salud.