La Universidad Nacional Agraria (UNA) desarrolla dos expoferias de ciencias y tecnología aplicadas a la rama agraria y ambiental, con la participación de más de 40 proyectos elaborados por los estudiantes de ese centro de estudios.

La decana de la Facultad de Recursos Naturales y del Ambiente, Matilde Somarriba Chang, señaló que con estas actividades científicas la institución educativa pretende impulsar la formación de los estudiantes.

Son dos ferias las que se realizan: Una, la Feria de los Módulos de Ciencia y Tecnología y la ambiental, en la que participan los estudiantes libremente.

“Realmente tienen el propósito de que los estudiantes generen ideas, generen propuestas que, eventualmente, puedan convertirse en proyectos, sean de investigación o de extensión que ellos vayan a realizar posteriormente”, dijo Somarriba.

“Asimismo, tiene el objetivo de que los estudiantes pongan en aplicación tanto las Ciencias Biológicas como Químicas, que se están desarrollando a través de estos módulos en el semestre que está terminando prácticamente”, añadió.

“Este semestre los estudiantes tienen aquí una doble oportunidad, una de demostrar lo que han aprendido, su competencia y también la oportunidad de continuar el desarrollo de estos proyectos en el futuro de sus carreras”, indicó la decana.

Los estudiantes que participan son del primer año y en total son 44 proyectos los que están siendo presentados por los panelistas.

Con el nuevo modelo que la Universidad está desarrollando, por competencias, este primer año de ingeniería forestal y de recursos naturales, que está finalizando permite que estos jóvenes desarrollen sus conocimientos y habilidades.

El estudiante Marcelo Villalobos, explicó que su proyecto consiste en producir energía eólica como medida de mitigación al Cambio Climático.

“Dadas las circunstancias que ahora presenta nuestro planeta del efecto del incremento de gases del efecto invernadero y la tala excesiva de bosques, esto consiste en el incremento de generadores para producir energía limpia”, explicó Villalobos.

Dijo que en la elaboración les ayudó una visita que hicieron a una planta eólica para la proyección de los generadores y luego proponérselo a la comunidad Amerrisque, en Chontales, la cual no cuenta con energía eléctrica. “Entonces nosotros proponemos esa medida a ese problema y también como mitigación al Cambio Climático”, resaltó.

Para eso, explicó, se buscaría el apoyo de una alianza público privada, con la Universidad Nacional Agraria.

También se buscaría el financiamiento de una institución gubernamental y de la misma comunidad.

Destacó que Chontales cuenta con los segundos mejores vientos de Nicaragua, por eso fue escogido como base del proyecto que presentaron este miércoles. Ahí se podría generar un potencial de 120 megavatios, refirió.

Rivas tiene un potencial de generación y cuenta con tres plantas eólicas, y se va a sumar una nueva, comentó.

“Entonces nosotros buscamos un lugar donde se puede generar energía limpia y eólica”, añadió. “Tomamos en cuenta el relieve y estudios de vientos, para saber las velocidades y tras un mes de estudios que nosotros mismos hicimos, tomamos la decisión que ese era un buen lugar (en Chontales) para generar energía eólica.