Tras el paso de una fuerte tormenta por esta capital, con saldo de 16 muertos, el presidente Vladimir Putin ordenó hoy el refuerzo del potencial de la defensa civil rusa, durante una conferencia nacional sobre el tema.

Al asistir al encuentro por el 85 aniversario de la creación de la Defensa Civil en este país, Putin recordó que en más de un ocasión ese órgano demostró eficacia, audacia y abnegación en su labor de salvar vidas y proteger a los ciudadanos.

El mandatario se refirió, específicamente, a la labor del ministerio durante la II Guerra Mundial (1939-1945), cuando sofocaron el fuego de bombas incendiarias, evacuaron escombros, organizaron los refugios y ayudaron a los afectados, subrayó.

Putin llamó a un mayor completamiento de las unidades del referido ministerio y a ampliar la información didáctica a la población, después que hace una semana, un fenómeno meteorológico anómalo dejó casi 50 heridos, tras la caída de más de dos mil 500 árboles.

El jefe de Estado destacó la necesidad de desarrollar un dinámico movimiento de voluntarios para lidiar con las consecuencias, sobre todo, de desastres naturales.

La Defensa Civil enfrenta tareas difíciles en el centro de Rusia, donde en las últimas semanas se registraron inundaciones que, aunque son propias de esta época de deshielo, provocan situaciones imprevistas en presas y cauces de los ríos.

Putin orientó a Vladimir Puchkov, ministro de Defensa Civil, Situaciones de Emergencia y Liquidación de consecuencias de desastre, la aplicación más eficiente de altas tecnologías para las labores de rescate y de aviso a la población, con mensajes a teléfonos móviles.