Las elecciones parciales en cuatro estados mexicanos se desarrollan hoy en aparente calma, pese a denuncias del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) sobre campañas intimidatorias en el estado de México.

Allí, en Coahuila y Nayarit se elegirán gobernadores y otros cargos, mientras que en Veracruz serán renovadas autoridades municipales.

El representante de Morena, Ricardo Moreno, denunció una estrategia para infundir temor a los electores para que no salgan a votar en el estado de México.

Pidió a la ciudadanía que acuda a las urnas, pues una amplia participación garantiza, dijo, disminuir 'el margen de maniobra de los corruptos'.

Alfonso Bravo, delegado del Partido Acción Nacional (PAN), acusa que se trata de una elección de Estado pues las autoridades estatales y federales ha hecho de todo para mantener el poder en ese estado, donde siempré ha gobernado el Partido Revolucionario Institucional (PRI, del presidente Enrique Peña Nieto.

Tanto Morena como el PRI denunciaron la utilización de programas públicos y la intervención de gobernadores y autoridades federales en los comicios mexiquenses.

México, Coahuila, Nayarit y Veracruz elegirán hoy a tres gobernadores, 55 diputados locales y 270 presidentes municipales.

Las autoridades electorales han dispuesto más de 34 mil casillas para recibir el voto de 19 millones 766 mil 554 ciudadanos.

El presidente del Instituto Nacional Eelectoral, Lorenzo Córdova, llamó a partidos y candidatos a respetar 'las reglas del juego democrático que nos hemos dado los mexicanos, para que los poderes que surjan de las urnas cuenten con credibilidad y legitimidad'.