Lluvias torrenciales que comenzaron el viernes por la mañana continuaban castigando hoy sábado a Taiwan, causando el cierre de escuelas e interrumpiendo el tráfico en las partes central y meridional de la isla.

Hasta las 23:00 del viernes se habían registrado al menos tres muertos, dos desaparecidos y 35 heridos como consecuencia de las severas precipitaciones que azotan la mayor parte de Taiwan a causa de una fuerte corriente de aire proveniente del suroeste.

Unas 1.000 personas debieron ser reubicadas o acomodadas en refugios temporales. El mal tiempo también ocasionó cortes en el suministro de electricidad y de agua de unas 26.000 viviendas, y obligó a la cancelación o retraso de 302 vuelos, según el centro de respuesta a emergencias de la isla china.

Con el pronóstico de que la corriente de aire avanza en dirección sur, los distritos de Nantou y Yunlin anunciaron esta mañana el cierre de todas las oficinas gubernamentales y escuelas en el centro y el sur de Taiwan.

Hasta las 10:00 de hoy sábado se habían suspendido los recorridos de 78 rutas de autobús.

Un tramo de la vía férrea entre los distritos de Yunlin y Chiayi también fue cerrado, y los vuelos a las islas de Lanyu y Ludao fueron cancelados.

Más de 2.000 pasajeros quedaron varados en el aeropuerto de la isla de Kinmen el viernes, y las autoridades enviaron dos aviones militares para evacuarlos.

También el viernes, pero en la noche, el departamento meteorológico de la isla extendió la alerta por lluvias torrenciales a la ciudad de Kaohsiung y los distritos de Hualien, Nantou, Chaiyi y Pingtung, después de emitir alertas similares para las ciudades septentrionales de Keelung y Nuevo Taipei.

La corriente de aire abandonará Taiwan el domingo, pero las lluvias continuarán hasta el lunes, advirtió la entidad.