Al menos 27 personas perdieron la vida en dos atentados en Bagdad este martes, según balance de las autoridades iraquíes.

Más de 100 personas resultaron heridas en estos ataques, el primero contra una heladería y el segundo perpetrado por un suicida, ocurridos con unas horas de diferencia en la capital iraquí, según responsables de seguridad y fuentes médicas.

El primer vehículo explotó en horas de la noche en el distrito de Karrada. Esta zona concentra mucha gente durante el mes de ayuno Ramadán, que comenzó el pasado sábado 27 de mayo.

Las imágenes del lugar mostraban edificios en llamas y calles repletas de materiales desprendidos por la explosión.

El autodenominado Estado Islámico (Daesh, en árabe), que ha perpetrado varios ataques en Iraa en los últimos meses, se responsabilizó por este primer atentado contra chiitas mediante su órgano de prensa Amak.