El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, ha comentado este martes las declaraciones del presidente francés, Emmanuel Macron, que la víspera acusó a RT y Sputnik de ser "órganos de propaganda falsa". "No hay pruebas", ha recalcado el canciller ruso durante una rueda de prensa.

Asimismo, Lavrov ha declarado que el ataque de Macron contra los medios rusos es "un reflejo por inercia de la campaña antirrusa" desencadenada por el exmandatario estadounidense, Barack Obama, que "ha involucrado a una serie de otros países occidentales".

"Lo más importante en todas estas acusaciones es que no podemos ver ni una sola prueba concreta" sobre los 'hackers', ni sobre "la injerencia en las elecciones de casi todos países del mundo occidental", ha subrayado el ministro ruso de Exteriores. "Si hay pruebas y apellidos, entonces nuestras respuestas serán
concretas", ha concluido Lavrov.

Este lunes durante una rueda de prensa conjunta con el presidente ruso, Vladímir Putin, el líder galo acusó a RT y Sputnik de "difundir información falsa y difamaciones". Según Macron, estos medios rusos, "que operaban bajo la influencia de algunos intereses políticos, intervinieron" en el proceso político de Francia.

"No hay hechos falsos, ni pueden haberlos"

Tras las acusasiones del mandatario francés, la directora general del grupo RT, Margarita Simonián, ha declarado que "no ha habido ningún mensaje falso en RT, no hay ningunas pruebas". "No hay hechos falsos, ni pueden haberlos", recalcó.

Según Simonián, RT trata la información "con extremo cuidado", ya que -dijo- "sabemos que nos van a pillar por los brazos o por las piernas" valiéndose de aquello de que Rusia "va a influir" en las elecciones, de que "la propaganda rusa está por todas partes" o de que "las orejas de los piratas informáticos rusos sobresalen de cualquier papeleta electoral".