Las perdidas anuales por desastres naturales suman 520 mil millones de dólares, trascendió en la V Plataforma Global sobre Reducción de Riesgos de Desastres que continúa hoy sus sesiones en Cancún.

Según la vicesecretaria de las Naciones Unidas, Amina Mohammed, las catástrofes naturales empujaron a 26 millones de personas a la pobreza.

A Haití, por ejemplo, el terremoto de 2010 le hizo perder el equivalente al 120 por ciento de su producto interno bruto anual y más de 200 mil vidas.

Las perdidas humanas y materiales aumentan significativamente en el mundo con los desastres naturales, y la vulnerabilidad de los países se agravó por el cambio climático, se señaló en el foro.

Según el presidente Enrique Peña Nieto, el 90 por ciento de las muertes por desastres naturales ocurren en países de bajos y medianos ingresos.

Para reducir los niveles de riesgo, indicó Mohammed, se requiere atender aquello que aumenta la probabilidad de la ocurrencia de desastres: pobreza, desigualdad, cambio climático, mala administración del riesgo, mal uso del suelo, malos códigos de construcción, urbanización rápida y no planeada, así como la proliferación de asentamientos irregulares, entre otros.

La Plataforma, un evento bianual que organiza la ONU, busca incrementar la coordinación internacional para la prevención del riesgo de desastres.

Al evento, que por primera vez sesiona fuera de Ginebra, Suiza, asisten los presidentes de Albania, Haití, Kiribati, República Dominicana, Zimbabuwe y Togo, así como el rey de Swazilandia.