“Batimóvil” es el nombre de un pequeño negocio de batidos propiedad de Moisés Abraham López Salazar, un joven perseverante y esforzado, pero sobre todo agradecido de las bendiciones de Dios.

La faena de Moisés inicia a las 4 de la madrugada. A esa hora se alista para ir a buscar frutas frescas en el sector de El Novillo, en el mercado Oriental. Luego se dedica a preparar el Batimóvil y entre las 5:30 y 6:00 de la mañana sale con su venta de batidos, jornada que finaliza entre las 2 y 3 de la tarde.

Su medio de transporte es un carrito modificado en el que lleva una licuadora, una maquina extractora de jugo, y una maquina para pelar naranjas, que son esenciales para preparar los deliciosos batidos que vende en todo el mercado.

Moisés afirmó que el nombre de Batimóvil, es porque sus batidos los vende recorriendo diferentes puntos del mercado Oriental.

“Le puse Batimóvil a mi negocio, porque yo vendo batidos recorriendo todo el mercado, son batidos móviles que vendo en el Novillo, el Calvario, El sector de la Caimana, Ciudad Jardín y Gancho de Camino, de este populoso Centro de Compras”, relató.

A sus clientes les impresiona la agilidad que tiene para preparar los saludables batidos, haciendo uso de una licuadora que funciona gracias a un inversor de corriente y una batería de 12 voltios.

batimovil

Chef y músico

Moisés es un chef que también tuvo la oportunidad de trabajar en diferentes hoteles. Estudió cocina internacional en Houston, y su especialidad es la cocina francesa, coreana, mexicana y centroamericana.

“Yo he trabajado de músico y chef, pero después de un tiempo, encontré una mejor manera de ganar dinero y fue en este negocio que me permite trabajar y dedicarle tiempo a Dios”, explicó.

De lunes a viernes trabaja en el Batimóvil y los sábados elabora platos gourmet por encargos.

El joven destaca sus conocimientos en música y cocina, pero afirma que la mejor empresa es este emprendimiento que Dios le regaló.

batimovil

El secreto de sus batidos

Moisés afirma que para la preparación de sus batidos no agrega agua, ni azúcar; otro aspecto que resalta es que estas saludables bebidas son preparadas delante del cliente.

Los batidos de frutas como melón, papaya, banano, piña, coco y naranja los vende a 30 córdobas, el vaso de 16 onzas.

Cuando hace cocteles o batidos exóticos con mezcla de una, dos y hasta 5 frutas, los vende a 45 y 50 córdobas. Para un mejor sabor a las frutas les agrega corn flakes, galleta y leche.

batimovil

El Oriental necesita ser reordenado

Este joven, afirmó que el reordenamiento del mercado Oriental es importante porque permitirá que los clientes y vendedores ambulantes puedan recorrer el centro de compras sin ningún problema y en el menor tiempo posible.

“Si hay reordenamiento es lo mejor que podría pasar en el mercado Oriental y es de beneficio, tanto para vendedores y compradores, ya que tendríamos mejor acceso para vender nuestros productos”, agregó Moisés.

batimovil

Padre responsable

Moisés inició a vender en el Oriental hace 11 años. Antes vendía en diferentes barrios. De su negocio dependen sus 6 hijos a quienes apoya con el pago de colegiatura, provisión y víveres.

“Yo les digo a esas personas que no tienen un trabajo, que siempre hay una forma de salir adelante, que descubran su talento y habilidades; que aprovechen que tenemos la facilidad de estar en un país que no nos impide el trabajo, siempre y cuando sea honrado, resaltó.

Su meta es poner un restaurante llamado “Casa de Paz y Pan”, venta de comida rápida y la venta de sus batidos.