El presidente estadounidense Donald Trump salió a hablar sobre su sorpresiva decisión de echar al jefe del FBI James Comey. Lo hizo bien temprano esta mañana, al afirmar que el director de la agencia federal será reemplazado por alguien que haga "un trabajo mucho mejor", que esté capacitado para devolver "el espíritu y el prestigio" al Buró de Investigaciones.

"James Comey será reemplazado por alguien que haga un trabajo mucho mejor, y que le devuelva el espíritu y el prestigio al FBI", tuiteó esta mañana el mandatario. Y siguió:

"Comey perdió la confianza de casi la mayoría en Washington, Republicanos y Demócratas por igual. Cuando las cosas se hayan calmado, me estarán dando las gracias".

En un tercer tuit, Trump publicó el link donde se detalla un informe con los 10 escándalos en los que estuvo envuelto el ahora ex director de la Buró Federal de Investigaciones.

Comey, señalado por haber "arruinado" la campaña de Hillary Clinton al anunciar poco antes de la elección de noviembre que reabría el caso de unos polémicos emails de la candidata de cuando era Secretaria de Estado, terminó siendo una piedra en el zapato de Trump, al zambullirse en la trama del "affaire" ruso.

"Los demócratas han dicho algunas de las peores cosas sobre James Comey, incluso que debía ser despedido, ¡pero ahora están tan tristes!", tuiteó Trump.