Doce personas murieron hoy, entre ellas 11 niños, por un incendio tras un accidente de tráfico de un autobús escolar en un túnel de una ciudad al este de China, reportan autoridades locales.

Las víctimas, en su mayoría entre los tres y seis años de edad, seis de esta nación y cinco de la República de Corea, eran alumnos de un jardín de infancia internacional de Weihai, ciudad de la provincia oriental de Shandong.

El fatal suceso ocurrió a las 8:59 hora local en el túnel Taojiakuang, situado en el distrito de Huancui de Weihai, cuando viajaban en el ómnibus un total de 13 personas, incluidos los infantes y su profesor, quien se encuentra bajo atención médica por graves heridas.

Una investigación sobre las causas del accidente está en marcha por un grupo designado por la administración provincial, encabezado por el vicegobernador de la jurisdicción.