El Centro para la coordinación del cese del fuego, en la base rusa de Hemymin, provincia siria de Latakia, y las Naciones Unidas distribuyeron 25 toneladas de ayuda humanitaria en zonas de Alepo, Deir Ezzor y Daraá, confirmaron hoy las autoridades.

Representantes del centro, junto a funcionarios de la ONU realizaron siete operaciones con ese objetivo, incluida la entrega por vía aérea a los pobladores de la sitiada por los terroristas ciudad de Deiz Ezzor.

En cada una de esas acciones colaboraron además miembros de la Media Roja Arabe Siria y la Criuz Roja Internacional, indicaron las fuentes.