El Jefe de la Misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) Fernando Delgado, que visita Nicaragua para hacer una evaluación de nuestra economía, presentó la declaración final al Presidente-Comandante Daniel Ortega Saavedra y a la Vicepresidenta-Compañera Rosario Murillo, destacando que Nicaragua actualmente es un país de alto crecimiento dentro de la región Centroamericana y de América Latina y el Caribe, gracias a un modelo exitoso que se fundamenta en la captación de inversión extranjera, aumento de la competitividad y buen manejo de la estabilidad macroeconómica.

“Yo creo que Nicaragua encaja perfectamente como un país de alto crecimiento dentro de la región centroamericana y en general en toda Latinoamérica, con un modelo que ha sido exitoso durante los últimos cinco, diez años, basado fundamentalmente en la atracción de inversión extranjera, en una competitividad cada vez mayor con respecto al mercado norteamericano, que es el principal cliente de exportación y una estabilidad macroeconómica que ha sido realmente encomiable”, reconoció Delgado.

Indicó que las cifras logradas por Nicaragua en el 2016, son muy buenas, incluyendo el crecimiento del 4.7 %, así como también la estabilidad de los precios del 3.1%, el decrecimiento del déficit de la balanza por cuenta corriente del PIB del 9% al 8.5 % y un déficit fiscal que se ha mantenido estable con un ligero incremento del 2 al 2.4%.

“Es decir, es una economía que crece muy rápido y sin tensiones, eso ha hecho desde el FMI revisar nuestras estimaciones de lo que es producto potencial de Nicaragua, de forma que en nuestro escenario de base para este año, hemos cambiado esa perspectiva y la hemos mejorado”, dijo Delgado.

La misión del FMI que visitó Nicaragua en el 2015 para la revisión del articulo 4, se proyectó una perspectiva de crecimiento del 4 % anual, pero ahora es del 4.5% “y eso es consecuencia de todos los cambios estructurales que se han producido en la economía en Nicaragua, las inversiones en infraestructura, las inversiones en sector eléctrico, en transporte, en telecomunicaciones, todo eso está dando sus frutos y eso lo estamos viendo en estos últimos años y lo estamos viendo en cómo ha cambiado, la facilidad para hacer negocios y para atraer inversionistas al país”.

FMI

El informe final del FMI reseña que las proyecciones a mediano plazo son bien positivas para el 2017, con una expectativa de crecimiento del 4.5 %, una inflación anclada por el deslizamiento en torno al 6 %, un déficit fiscal con un ligero descenso del 2.4 al 2.2 %, una balanza de pago estable del 8.5 % y no ven problemas de financiación ni del sector público, ni externo.

“Nuestro escenario de base es muy positivo para Nicaragua en el 2017 y en el mediano plazo”, subrayó el jefe de la misión del FMI.

Dentro del informe final, el FMI brinda sugerencias y/o recomendaciones al Gobierno de Nicaragua, en relación a los riesgos que pueda presentar nuestra economía en el futuro.

Dentro de los riesgos señalados, mencionó revisar el tema de la seguridad social y establecer políticas que puedan ser aplicadas después del 2019. Otro tema señalado es lo referente a la cooperación con Venezuela.

Un tercer riesgo, es la posibilidad de la aprobación de una iniciativa conocida como Nica Act por el Congreso de Estados Unidos, lo cual podría impactar a la economía nicaragüense.

Mencionó otros riesgos a largo plazo, como probables cambios de las políticas comerciales de Estados Unidos, así como cambios de políticas migratorias que afectarían el tema de las remesas.

También nuestra economía podría ser afectada por los efectos del cambio climático, particularmente la ocurrencia de un desastre causado por un fenómeno natural.

Nicaragua tiene músculo económico para enfrentar riesgos

Para poder enfrentar cualquiera de estos riesgos, el informe del FMI sugiere a Nicaragua la creación de un ahorro fiscal del 1.6 % del PIB en los próximos dos años, para poder hacerle frente a alguno de estos problemas inmediatos.

“Incluso en el caso que se enfrente Nicaragua a estos tres problemas de manera simultánea, las posibilidades de hacerles frente y conseguir que la tasa de crecimiento se mantenga y que no se desequilibre la economía, ni en la parte fiscal, ni en la parte de precios son muy altas, si se llevan las políticas adecuadas; yo creo que ese es el mensaje positivo, dentro de que los riesgos nunca son positivos, el mensaje positivo es que hay la capacidad y el músculo económico como para poder enfrentar esos problemas, si se llegaran a producir”, acotó.

Para lograr ese ahorro fiscal del 1.6 %, el FMI recomendó estudiar el tema de las exoneraciones fiscales, del cual se puede obtener el 0.6 % del PIB, la focalización de los subsidios protegiendo a los sectores con más bajos recursos de lo cual considera se puede ahorrar otro 0.3 %, en tercer lugar recomendaron la aprobación de la ley sobre fiscalidad internacional de donde se puede obtener entre un 0.25 o 0.50 % del PIB de rendimiento, así como fortalecer la eficiencia de la administración tributaria de la cual se lograría un 0.2 % del PIB, alcanzando más del 1.6 %.

FMI

Delgado mencionó que implementando esas recomendaciones se podría tener una base suficiente para hacerle frente a cualquier efecto negativo de las situaciones antes planteadas como riesgos.

Puntualizó que las soluciones para enfrentar el tema de la seguridad social son muchas y que eso corresponde al pueblo nicaragüense, a las fuerzas productivas y económicas.

“No hay una solución, hay muchas soluciones y la solución ideal es algo que ustedes deben encontrar en consultas con todos los agentes que están involucrados, los pensionistas, los sindicatos, los patronos, eso es algo que tendrá que salir dentro de un consenso social”, reconoció Delgado.

Recomendó al sector público y privado seguir fortaleciendo el sistema financiero, con políticas para atraer mayor capital, mayor requerimiento de liquidez, vigilancia macroprudencial.

“Yo creo que estamos en sintonía, se está yendo en el camino adecuado, las nuevas regulaciones yo creo que están viendo cómo reforzar estos aspectos que son necesarios y cómo interiorizar dentro del análisis de riesgo de los bancos, estos riesgos que se pueden plantear”.

UAF, una buena medida

Delgado abordó el tema de la prevención del lavado de dinero, señalando que la creación de la Unidad de Análisis Financiero (AUF) es algo muy positivo para lograr la confianza de la comunidad internacional.

Recomendó en este tema ampliar el número de entidades financieras a supervisar, sobre todos entidades pequeñas de ahorro y crédito, que en el futuro pueden crecer.