En el auditorio del Banco Central de Nicaragua, se realizó la conferencia magistral el “Estado de la Economía Global y sus posibles Riesgos para la Región Latinoamericana y Caribeña”, que fue dictada por el Dr. Alexandre Tombini, Director del FMI por Brasil.

En la conferencia estuvieron presentes el Presidente del Banco Central, Ovidio Reyes,  el Ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta, y el asesor de PRONicaragua, Compañero Laureano Ortega.

Tombini se encuentra en Nicaragua, como parte de una visita de una delegación del Fondo Monetario Internacional, entidad que ha reconocido el excelente desempeño de nuestra economía y de los programas económicos y sociales que impulsa el Gobierno Sandinista.

A la presentación asistieron representantes del sector privado, trabajadores, académicos, estudiantes, funcionarios públicos, representantes del BID, BCIE y medios de comunicación.

tombini

Economías emergentes contribuyen con el crecimiento global

El doctor Tombini aseguró que tras 10 años de la crisis financiera internacional que comenzó en 2007-2008, los mercados internacionales no han materializado su salida de esa crisis.

Sin embargo, explicó que en este último periodo hay señales de movimientos más consistentes para la salida definitiva de la crisis, y destacó el crecimiento de la economía mundial, fundamentado sobre todo en el crecimiento de países como Estados Unidos, Europa y Japón, que han dado señales de más fortalezas en los últimos trimestres.

Destacó que en el caso de la economía mundial el FMI ha estimado un crecimiento del 3.1% en el 2016, y una previsión del 3.5 para este año, y 3.6% para el 2018.

Mencionó que el comercio global ahora tiene una situación distinta a lo que era antes de la crisis.

"Era natural ver el comercio global creciendo por encima del crecimiento de la economía global, y eso en la post crisis se invirtió, especialmente por la caída fuerte de las inversiones en la escala global y sabemos que las inversiones tienen un período de importación mayor que otros segmentos de la economía, y por el lado de la demanda, con la caída de las inversiones, el comercio venía detrás del crecimiento global", expuso.

tombini

Tombini indicó que después de un crecimiento de poco más del 2% en el comercio global en el 2017, se espera que para el 2017-2018, la tasa de crecimiento del comercio global doble al 4%.

"Todo eso es una buena noticia, yo creo que los países están sintiendo en sus balanzas comerciales, es el caso de Nicaragua, es el caso de otras economías, por ejemplo Brasil que ha tenido un impacto más fuerte sobre su cuenta comercial, y eso refleja una animación mayor en el comercio global", valoró.

"Es importante recordar que gran parte del crecimiento en la post crisis se debió al crecimiento de las economías emergentes en desarrollo. Un 85% de la contribución hacia el crecimiento global ha venido de economías emergentes y economías en desarrollo.... Son mercados importantes que tienen un impacto también para las economías avanzadas", añadió.

Tombini aseguró que en el PIB mundial las economías emergentes representan más del 50%. "Entonces cada vez más tenemos un peso cada vez más importante en relación a la economía global".

tombini

Economía de Centroamérica ha mostrado un crecimiento fuerte

El especialista comentó que el crecimiento económico de los países de América es bastante heterogéneo, y dijo que las grandes economías de América del Sur, Brasil y Argentina, están saliendo de un proceso de contracción de 2 a dos años y medio, y apuntan ahora a un crecimiento positivo acelerado en el año 2018.

Tombini dijo que las economías de la región, especialmente Centroamérica, han presentado un crecimiento promedio bastante fuerte e importante "y han conseguido mantener este crecimiento en niveles elevados en relación las economías emergentes en desarrollo".

"Este panorama de comercio y de economía global, indica una recuperación que hemos visto en los precios de los commodities y los precios de estabilización hacia el frente", aseguró.

tombini

Los principales riesgos para la región

Comentó que para la región se presenta un cuadro favorable en el corto plazo, pero hay riesgos, entre ellos la incertidumbre de las políticas macroeconómicas en particular en las economías avanzadas.

Sin embargo, señaló que los mercados a pesar que están mirando una situación donde hay incertidumbre en relación a la definición y extensión de las políticas macroeconómicas, están bastante calmos.

En ese sentido, dijo que los países tienen que estar preparados para episodios de volatilidad por la diferencia que está bastante marcada en este momento.

Además, mencionó que entre los riesgos se cuentan las medidas proteccionistas en relación a las políticas comerciales, de migración y remesas; también hay riesgos en el proceso de normalización de la política monetaria; riesgos de retroceso en lo que se refiere a la regulación financiera; y otros riesgos de fragmentación en Europa, y en China un riesgo financiero de corto plazo.

tombini

Desafíos a nivel global

Tombini también señaló que los desafíos a largo plazo para la economía global son dos: la reducción del crecimiento potencial de las economías avanzadas, que plantea el reto de tener políticas para mantener un crecimiento potencial de largo plazo mayor.

El segundo desafío de largo plazo para la economía global es la cuestión de la desigualdad en el ingreso, que es un tema discutido en el seno del FMI.

Indicó que en los países emergentes en desarrollo el factor más importante para explicar la caída de la participación del trabajo, tiene que ver con la inserción en las cadenas globales de producción.

"Entonces estos son desafíos de largo plazo. Hay políticas, nuestros países sus políticas tienen sus políticas de transferencia de rentas, para trabajar esta cuestión de la desigualdad y las economías desarrolladas están echando una mirada en relación a este tema, porque han tenido una estagnación especialmente en la clase media baja en relación a sus ingresos en los últimos 20 a 25 años", comentó.

tombini

Impacto de las políticas de la nueva administración EE.UU. en la economía

Tombini destacó que las reacciones de los mercados a la nueva administración de Estados Unidos, han sido favorables, porque la idea de recortes tributarios, menos impuestos y menos regulación y más inversión en infraestructura es algo que favorece una orientación pro generación de empleos.

"Los mercados han reaccionado muy favorablemente, los mercados bursátiles en Estados Unidos. El dólar se ha fortalecido desde noviembre pasado y nosotros vimos un aumento de los tipos de interés en los mercados globales", indicó.

"La economía americana está haciendo una rotación o un re-balance de sus políticas macroeconómicas, saliendo de una política monetaria de mucho apoyo de la economía, empezando el proceso de normalización; y por otro lado la política fiscal ahora jugando un rol más expansivo de lo que jugaba en administraciones pasadas", comentó.

Para Tombini, lo que se vio desde comienzo del 2017 es que el fortalecimiento del dólar, especialmente contra las monedas latinoamericanas, y la subida de los tipos de interés, se ha revertido.

tombini

Sin embargo, también señaló que hay cuestiones que no están definidas que tienen un efecto de transbordamiento en otras economías. "Ahí tenemos en particular la cuestión de la reforma del impuesto de renta de las empresas en Estados Unidos; el otro tema comercial también es muy importante; y por último, no menos importante, el tema de la inmigración baja remesas".

Un punto importante es lo referido a la contribución de las remesas, que representa un 10 % del PIB para las economías de la región, la cual tiene como principal riesgo la política de migración que practique el gobierno norteamericano y un probable pago de tributo.

“Como todos sabemos puede haber migración sin remesas, pero no puede haber remesas sin migración, entonces también esta política tiene potencial de afectar esos flujos con un impacto económico, ya que las remesas, ustedes saben mucho mejor que yo, no solamente son importante fuente de financiación del desarrollo, pero también son mecanismos de estabilización del ingreso de los países que reciben estas remesas”.

Sostuvo que una ventaja de la región centroamericana, es que el CAFTA ha sido exitoso, porque ha sido uno de los pocos acuerdos comerciales de Estados Unidos, que presenta un buen balance en el comercio de bienes para las familias norteamericanas.

Sugirió a la región latinoamericana, a los gobiernos, a mantener políticas fiscales prudentes que den espacios de reacción, en caso se den escenarios más duros y desfavorables. Igual recomendó mantener una regulación financiera durante este periodo, fortalecimiento adicional del dólar americano y adoptar medidas estructurales que busquen diversificar el comercio internacional a nuevos mercados.

Finalizó diciendo que hay espacios de convergencia de las economías emergentes en desarrollo para niveles de ingresos mayores, por eso es importante que los gobiernos promuevan en sus naciones políticas que apoyen el aumento de la productividad.

tombini

tombini

tombini

 

tombini

tombini

tombini

tombini

 

tombini

tombini

tombini

tombini

tombini

tombini