La Misión del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se encuentra en Nicaragua, dio a conocer este miércoles, el último informe de las perspectivas económicas de América Latina y el Caribe.

El informe, revelado en Managua, indica una recuperación de la región; destacándose el crecimiento de algunos países, como Nicaragua, cuya estimación se ubica entre el 4.5 para el 2017, y 4.3 para el 2018.

El FMI dio lectura de estas importantes cifras al sostener un encuentro con estudiantes de economía y finanzas de diferentes universidades públicas y privadas del país, en el auditorio del Banco Central de Nicaragua.   

El economista del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, Juan Francisco Yépez, señaló que las expectativas de crecimiento para América Central, son de 4.3% para 2017 y una misma cifra para el 2018. 

Fernando Delgado, Subdirector de División y Jefe de Misión para Nicaragua, destacó que el crecimiento que este organismo proyecta para Nicaragua, es en torno al mismo potencial que ha venido marcando el país. 

“El crecimiento del 2016 ha sido robusto, del 4.7%; impulsado sobre todo por el crecimiento del consumo interno en cuanto a la demanda”, dijo.

También aseguró que en este crecimiento continuo, han venido incidiendo el incremento de las exportaciones; así como la buena producción, partiendo que el 2016, fue un buen año para el sector agrícola nicaragüense. 

“También siguieron buenos los flujos de inversión directa, que explican una gran parte de la financiación externa”, manifestó Delgado.

A diferencia de las expectativas de crecimiento de 2016, que se pudieron ver afectadas en su cumplimiento por la inestabilidad del precio del petróleo y los mercados mundiales, Delgado expuso que las expectativas del 2017, para Nicaragua, tienen mayor certidumbre.