La Policía Nacional brindó un informe en el que se detalla lo ocurrido los días viernes 21 y sábado 22 de abril en varios sitios del país, donde personas identificadas como miembros del denominado Consejo Nacional de Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía provocaron graves alteraciones al orden público, obstaculizando el derecho constitucional a la libre circulación y establecimientos de tranques.

A tráves de la Nota de Prensa 06-2017, la institución policial indicó que "en los tranques se concentraron grupos de personas en actitud hostil, armados con garrotes, machetes, piedras y armas de fuego, causando zozobra e inseguridad en la población".

Según el comunicado oficial, leído por la Jefa de Relaciones Pública, Comisionada Mayor Vilma Rosa González, "la denominada Marcha 87, igual que la anteriores, se ha realizado de forma ilegal, sin autorización de las autoridades policiales, afectando el normal desarrollo de las actividades productivas, económicas y comerciales del país”.

Así mismo, la jefa policial se refirió a las medidas tomadas por la institución con el fin de restablecer el orden en las zonas donde se presentaron los incidentes, Puente La Sardina, El Zapote municipio de Nueva Guinea, Zelaya Central, El Tule y Quebrada Seca, departamento de Rio San Juan, empalme de Boaco, puente la Tonga en Juigalpa departamento de Chontales.

“La Policía Nacional en cumplimiento de las funciones establecidas en la Constitución Política de Nicaragua y la Ley 872 de la Policía Nacional, restableció el orden público, la seguridad ciudadana y la libre circulación de las personas. Nuestra institución ratifica su compromiso de continuar trabajando por la seguridad, tranquilidad y el libre ejercicio de los derechos constitucionales de las personas, familia y comunidades”, destacó.