Expertos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos alertaron hoy sobre una muy próxima afectación de los vientos solares a la Tierra por un agujero en la corona (atmósfera) del Sol.

El flujo continuo de partículas cargadas, emitido por el astro rey en todas direcciones, podría causar una enorme tormenta geomagnética, capaz de interferir las redes eléctricas y los satélites alrededor del mundo los días 23 y 24 de este mes, advirtieron.

A esa hipótesis arribaron luego de la observación realizada por el telescopio espacial Solar Dynamics Observatory de la NASA que registró imágenes de un gran agujero coronal que enviará esos vientos hacia nuestro planeta.

Según las estimaciones, la probabilidad de que se produzca una tormenta magnética es del 75 por ciento, subrayaron.

Por eso, hay que estar atento, porque existe también la probabilidad de causar estragos en los servicios de telefonía e internet, informaron.

Los agujeros coronales son aperturas en el campo magnético del Sol que permiten la fuga de los vientos solares, los cuales pueden causar perturbaciones temporales en la magnetosfera terrestre: las denominadas tormentas geomagnéticas.