El ciudadano Mauricio Espinales Olivas (36), murió como consecuencia de las picaduras de abejas mientras extraía miel de una colmena.

El hecho ocurrió en la Colonia Agrícola, jurisdicción de Rancho Grande, en Matagalpa.

Los familiares declararon a Tu Nueva Radio Ya que Olivas se trasladó hacia la colmena la noche del miércoles y no regresó a su vivienda.

El cadáver de Olivas fue encontrado la mañana de este jueves, lleno de piquetes de abejas en todo el cuerpo.

Foto: Archivo/referencial