Su Eminencia Reverendísima Cardenal Leopoldo José Brenes, aplaudió los grandes esfuerzos hechos por el Gobierno Sandinista y las instituciones de salvaguarda de la vida, que permitieron reducir las tragedias en la Semana Santa.

Sin embargo, insistió una vez más en el llamado a la prudencia que debe seguirse profundizando en la mente del pueblo de Nicaragua.

Hicieron todo lo que humanamente pudieron hacer. Desgraciadamente como siempre, la imprudencia de nosotros al cruzar una calle, la imprudencia al meternos a un río, es muy triste”, dijo.

En ese sentido, lamentó la tragedia sucedida en el balneario de El Menco, en Buenos Aires, Rivas, donde fallecieron tres jóvenes originarios de San Marcos, Carazo, y otras tragedias que causaron dolor a las familias nicaragüenses.

El esfuerzo que se hizo fue bastante grande y aunque tuvimos que lamentar algunos accidentes, algunas muertes, creo que no hubo tanto como en otros años o como se han dado en otros países también”, manifestó.

Brenes indicó que los esfuerzos que se han hecho entre gobierno e iglesias, así como otros sectores de la sociedad, han logrado calar en la conciencia de los nicaragüenses y se vio reflejado en la gran cantidad de personas que participaron en actos litúrgicos.

Foto: Archivo