Entre el Viernes Santo y la madrugada de este sábado cinco personas resultaron fallecidas en accidentes de tránsito, de acuerdo a un informe de la Policía Nacional.

En total se registraron 58 accidentes, de los cuales 23 ocurrieron en Managua y 35 en el resto de departamentos del país.

Los accidentes también dejaron como saldo a 5 personas lesionadas.

Las personas fallecidas son Roger Antonio López Jiménez, de 41 años, quien conducía a exceso de velocidad el automóvil marca Kia, color azul, placa M 151455. Este salió de la vía, impactando en una rampla de concreto a las 6:30 dce la mañana del viernes cerca de la entrada a Residencial Praderas de Cofradía, en el municipio de Nindirí.

Otro de los fallecidos fue el niño Jackson Alberto Leal Zelaya, de 5 años. El menor fue atropellado por automóvil Toyota Sedan, color gris, placa M186631, conducido por José Mercedes Gutiérrez Pavón, de 54 años. El niño murió cuando cruzó la vía sin la tutela de su progenitora Taniuska Guieselle Zelaya Corea, de 29 años. El hecho ocurrió a las 11:23 de la mañana en la comarca Macario Brenes, del municipio de Masatepe. El niño estudiaba tercer nivel de pre-escolar en el Colegio República de Venezuela.

Entre las víctimas también está Mitchell Yelena Maradiaga Mora, de 17 años, ella falleció en el kilómetro 282 de la carretera a San Carlos- Managua, en Río San Juan, cuando a eso de las 5:10 de la tarde viajaba como pasajera en la motocicleta Génesis, color blanco, sin placa, conducida por Juan Adrián Castrillo Mendoza, de 27 años, quien en estado de ebriedad, a exceso de velocidad, perdió el control al pasar reductor de velocidad. La pasajera impactó la cabeza contra un mojón de kilometraje.

El cuarto caso fue María Auxiliadora Cerda Alguera, de 27 años. Ella viajaba como pasajera de motocicleta Raybar, color azul, placa RI 15903, conducida por Pedro Jesús Hernández Gutiérrez, de 19 años, quien desatendió la señal de alto colisionando con la motocicleta Bajaj Pulsar 200NS, color azul, placa M 113219, conducida por Francisco Javier Lacayo Lagos, de 21 años. El accidente se registró a las 10:10 de la noche en el barrio San Francisco, de Rivas.

El quinto caso ocurrió en el barrio Subtiava, de León, a las 2:30 de la madrugada del sábado. En este caso falleció Darwin Uriel Rivera Vargas, de 31 años, cuando conducía la motocicleta Génesis, color negra, placa LE 24665, en estado de ebriedad, a exceso de velocidad y sin casco de protección. Este perdió el control, colisionado en la cuneta del bulevar.

2 personas fallecidas por sumersión

La Policía Nacional también reportó el fallecimiento de dos personas por sumersión. El primer caso ocurrió en el municipio Somoto, en la comunidad El Rodeo Nº 1, en la poza conocida como Las Cañas. Ahí murió a la 1:00 de la tarde, el joven Evert José Cruz Martínez, de 16 años, cuando se introdujo a la poza sin saber nadar.

El segundo caso fue Adrián Centeno Gadea Paniagua, de 18 años. Este falleció a la 1:30 de la tarde en el balneario El Dorado, municipio de Pueblo Nuevo, cuando se introdujo al agua en estado de ebriedad.

Combate de las drogas y al crimen organizado

En otros temas, la institución igualmente logró desarticular 14 expendios de droga y a 8 expendedores presos.

De la misma forma, capturó 8 migrantes extrarregionales africanos, quinees fueron entregados a Migración y Extranjería.

Accionar contra la delincuencia

Durante este período en todo el país se registraron 58 delitos: 41 en los departamentos y 17 en Managua. La Policía Nacional capturó 23 delincuentes circulados por delitos de peligrosidad, ocupó 8 armas de fuego, 54 armas blancas y 1 vehículo, y desarticuló 210 puntos de concentración de delincuentes en la vía pública.

Vale apuntar el fallecimiento a eso de 09:00 de la mañana en el barrio Julio Cuaresma, del municipio Matiguás, del ciudadano Bismark Amador Espinoza de 30 años, a consecuencia de golpes en la cabeza ocasionados por sujetos desconocidos. Como sospechosos fueron detenidos Francisco Espinoza Amador, de 38 años, y Julio Cesar Espinoza Bermúdez, de 30 años.

Policía continúa con sus planes especiales

Como parte de sus planes especiales de Semana Santa, Policía continúa ejecutando el Plan Verano, priorizando las carreteras, las actividades religiosas, las terminales de buses y los destinos turísticos.

De la misma forma mantiene la seguridad en el campo; la vigilancia y patrullaje en barrios, mercados, parques, canchas, actividades deportivas y culturales; y garantizando la atención a los accidentes de tránsito y el el tráfico vehicular.