Un tomador consuetudinario, quien fue detenido el pasado miércoles por asuntos de violencia intrafamiliar, se quitó la vida este sábado en las celdas de la Policía Nacional del municipio de Santa Lucía, en el departamento de Boaco.

El nombre del fallecido era José Ramón Martínez Vivas, de 32 años, quien tomó la fatal decisión de colgarse del techo de la celda con el mecate de una hamaca.

Familiares confirmaron que Martínez Vivas era alcohólico y hace dos años había hecho un primer intento suicida.

El cadáver de Martínez fue examinado por médicos forenses de Boaco, quienes verificaron que la muerte se debió a asfixia mecánica, es decir, ahorcamiento.