Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Leopoldo Brenes, presidió la mañana de este Jueves Santo, la Solemne Misa Crismal, en la que los sacerdotes renovaron sus votos y se comprometieron a seguir evangelizando, fortaleciendo la fe y guiando espiritualmente al pueblo nicaragüense.

Desde la Catedral Metropolitana de Managua, el Cardenal Brenes ha bendecido los Santos Óleos en la Eucaristía; y en su mensaje central y oración, ha pedido por los enfermos y familias que atraviesan momentos difíciles.

misa_crismal

A 43 años de haber sido ordenado Sacerdote, el Cardenal Brenes, dijo que al pasar del tiempo, ama más al Señor y este ministerio lo vive más intensamente.

“Al renovar nuestras promesas sacerdotales, y el recordar ese momento hermoso en que se confirmó la llamada del señor, cómo no afianzar, y cómo no decir un sí para ser sacerdotes de oración”, expresó Su Eminencia.

misa_crismal

Ante la presencia de los sacerdotes, miembros del Consejo Presbiteral, el Arzobispo de Managua, bendijo y consagró los santos óleos.

“Se bendice el óleo de los iniciados; el óleo de los enfermos, y se consagra el Santo Crisma, que utiliza la Iglesia para consagrar a las personas y las cosas al Señor”, explicó en la homilía.

El líder religioso, expresó que Cristo ha querido instituir en la Iglesia el Sacerdocio ministerial, como una manera especial para hacer presente la gracia, el amor, la cercanía y la ternura de Dios.

misa_crismal

En sus palabras de agradecimiento el Padre Boanarges Carballo Madrigal, Vicario Episcopal de Pastoral de la Arquidiócesis de Managua, indicó que esta Misa Crismal se ha desarrollado en el contexto del II Sínodo Arquidiocesano 2017-2019.

“El Señor Arzobispo (Cardenal Brenes) nos ha convocado y estamos caminando en estos senderos de la vida pastoral de nuestra arquidiócesis, celebrando el segundo sínodo de nuestra Arquidiócesis, que tiene como lema “Renovamos nuestra vocación de discípulos misioneros”, sostuvo el Padre Carballo.

En este sentido, manifestó que este camino sinodal es un tiempo de gracia, para que todos renueven la vocación bautismal; la vocación de ser cristianos.

misa_crismal

“Los sacerdotes también renovamos nuestra vocación de discípulos misioneros, en Cristo Buen Pastor”, dijo.

El Padre Carballo, destacó que el Cardenal Brenes y la Comisión Central del II Sínodo Arquidiocesano, con apoyo de algunas parroquias y sacerdotes, obsequiaron a los párrocos y vicarios parroquiales, hermosas estolas sinodales, así como las casullas.

misa_crismal

misa_crismal

misa_crismal

misa_crismal

misa_crismal

misa_crismal