Como miembro del Consejo del Fondo Verde Climático, Nicaragua asumió esta semana el puesto como Miembro Alterno, espacio que comparte este año con Antigua y Barbuda (Miembro Propietario) y Cuba (Asesor). En 2018, Nicaragua ocupará el puesto de Miembro Propietario del Consejo. Los otros países latinoamericanos representados son Argentina, Chile, Colombia, México y Uruguay.

Durante tres días el Consejo se reunió para analizar 9 propuestas de programas y proyectos de países en vías de desarrollo para la lucha contra el cambio climático; así como varios puntos de agenda para el fortalecimiento del rol que desempeña el Fondo y analizar las opciones existentes y potenciales para aumentar los recursos financieros del mismo a pesar de reducciones previsibles en el financiamiento soberano.

El representante de Nicaragua ante el Fondo Verde Climático, Dr. Paul Oquist Kelley, Ministro-Secretario Privado para Políticas Nacionales de la Presidencia de la República expuso ante el Consejo la propuesta de invitar a las empresas privadas internacionales que poseen el mayor porcentaje de dinero en efectivo a nivel mundial, para invertir en tecnologías de energía renovable, reforestación y el apoyo a otras iniciativas de lucha contra el cambio climático, como parte de su Responsabilidad Social Corporativa a través del Fondo Verde Climático.

Al 31 de diciembre 2016 las empresas listadas en los mercados bursátiles de Estados unidos, Japón, Unión Europea y Corea del Sur tienen US$6.75 trillones en efectivo ocioso que podría estar estimulando a la economía mundial para salir de la Gran Recesión que comenzó en 2007-2008; reducir en algún porcentaje la desigualdad aguda de la economía mundial actual; y, contribuir a las inversiones climáticas que se necesiten realizar ahora para evitar un calentamiento global catastrófico en el curso del siglo.