El Padre Neguib Eslaquit envió una misiva a la Vicepresidenta-Compañera Rosario Murillo, en ocasión de la celebración de la Semana Santa.

A continuación la misiva íntegra enviada por el Padre Neguib Eslaquit:

Dolores, Carazo, jueves 6 de abril de 2017.

Compañera
Rosario Murillo
Vicepresidenta de Nicaragua

Su Despacho.

Respetada y apreciada Doña Rosario:

Que estos días de Semana Santa, que se aproximan, en donde celebramos la pasión, muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, sean para nuestro presidente Daniel, su familia, usted, y todo nuestro pueblo, un tiempo particularmente especial, para meditar sobre “El Triunfo del Infinito y verdadero Amor”.

El triunfo del infinito y verdadero Amor, es la Pascua, la Resurrección. Es decir, el paso de la muerte a la vida, del egoísmo a la generosidad, de experimentar todos en nuestras existencias, que el mayor regalo de Dios Padre es su único Hijo Jesucristo que asumió con amor la voluntad de Dios y derramó hasta la última gota de su sangre por la redención de toda la humanidad.

Nuestro pueblo nicaragüense, conmemora, celebra desde el miércoles de ceniza, con múltiples manifestaciones de fe, devoción, cultura, gastronomía, apoyados por nuestro gobierno, y sobre todo de oraciones, este tiempo que se nos regala cada año de la Cuaresma, para elevar plegarias al cielo, por cada uno de nosotros, nuestras familias, nuestra Nicaragua, para que la Resurrección de Jesucristo, sea un motivo para continuar acrecentando en todos, esa ternura, que es la verdadera piedad, ese amor traducido en obras concretas de programas sociales para el bien de toda la familia nicaragüense, que vivimos en alegría, seguridad, confianza en Dios y en nuestro gobierno cristiano, socialista y solidario, al cual apoyamos con nuestras oraciones pero también con expresiones múltiples para que se continúe afianzando.

Bien lo ha dicho nuestro presidente Daniel y usted, en muchísimas ocasiones: “En el servir al pueblo, está el verdadero servicio a Dios”.

El pueblo cristiano en general, celebra la Pascua de Resurrección, y lucha por vivir esa experiencia personal con Jesús Resucitado, que con su amor hasta el extremo nos ha enseñado que rechazar toda clase de egoísmo en nuestro corazón y permanecer en su Palabra de Amor, es lo que verdaderamente nos hace sus discípulos, nos conduce a la verdad y nos regala la verdadera Libertad.

La Pascua, es permanecer en la Palabra de Jesús, es vivir esa Verdad de Amor, es encontrar la libertad verdadera, cuando nos desatamos de la esclavitud de la amargura y nos llenamos de gozo, de esa alegría que no pasa, y que disfrutamos cuando por todos los rincones de nuestra linda Nicaragua, vemos realizaciones y milagros de un progreso no solamente material para todos, sino de manera especial de un progreso y aumento espiritual, en nuestra capacidad de amar, de perdonar, de luchar para vivir en esa ternura y como hermanos.

Que estos días de Semana Santa o Semana Mayor, en que nos preparamos con mayor fervor para celebrar la Vida, continuemos unidos a nuestro gobierno, presidido por nuestro presidente Daniel, que junto a usted, doña Rosario, de manera permanente, cada día, iluminados por la Fuerza del Espíritu Santo de Dios, que les concede sabiduría, guían a nuestra bendita tierra hacia nuevas victorias.

Todo por gracia de Dios. Todo para la Gloria de Dios. Todo para vivir el triunfo del infinito y verdadero Amor de aquel que murió en la Cruz por todos y que está vivo en la ternura de los unos con los otros.

Reciba la seguridad de mis oraciones, de mi cariño, de mi gratitud.

Padre Neguib Eslaquit

Centro de Espiritualidad Betania

Dolores, Carazo, Nicaragua.