La multi premiada obra clásica “La Bella Durmiente” será puesta en escena este 31 de marzo en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío, gracias a la alianza entre las compañías del ballet de Nicaragua y El Salvador, que junto a las autoridades culturales del país, han hecho posible este espectáculo de calidad mundial.

En conferencia de prensa, parte del elenco junto al director del Teatro Rubén Darío, compañero Ramón Rodríguez, dieron a conocer los pormenores de esta super producción que está fijada a iniciar a las 7 de la noche.

“Nicaragua ha dado un paso importante en lo que es el ensañamiento del puente cultural entre nuestros pueblos, siempre estamos trayendo amigos de Centroamérica para que nuestro público pueda tener ese abanico de opciones culturales. Nos alegra mucho la gran cobertura que entrega nuestro gobierno alrededor de la cultura, nos sentimos muy agradecidos con nuestro Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, porque realmente tenemos una cobertura excepcional que no la tiene ningún teatro en Centroamérica”, mencionó Rodríguez al detallar una serie de obras y eventos que se estarán realizando en nuestro mayor templo del arte nicaragüense.

La Bella Durmiente es protagonizada por la salvadoreña Lucia Figueroa y el nicaragüense William Herrera, que harán los papeles de la Princesa Aurora y el Príncipe Florimund. En la puesta en escena participan más de 120 bailarines de las compañías de ballet de Nicaragua y el Salvador.

“Es muy importante para nosotros ser parte de estos proyectos culturales y es importante que el arte llegue al pueblo, porque el arte te traslada, de hace soñar y crecer tus aspiraciones, te hace un mejor ser humano”, declaró el bailarín nicaragüense Orlando López.

William Herrera, director de la Compañía Nacional de Ballet, destacó la importancia que el Gobierno Sandinista le brinda al arte y a la promoción de los artistas nicaragüenses, los que han tenido mucho trabajo con las diversas obras que se han presentado en nuestro teatro nacional.

“Cada vez que ponemos una obra en escena, vemos que el público responde con mucha aceptación y eso es lindo, es muy bueno y nos llena de mucha motivación, tener al público, a los medios de comunicación y a nuestro gobierno que nos apoya a promover el ballet clásico”, dijo Herrera.

“Para mí es una gran oportunidad venir a Nicaragua a interpretar la obra de la Bella Durmiente, desde hace mucho tiempo se habló de poder hacer esta fusión y siempre creo en mi una gran ilusión desde que se planteó el proyecto que ahora se va a concretizar”, mencionó Figueroa.

Los precios para presenciar este espectáculo de gran calidad, es 8 dólares tercer balcón, 10 Segundo Balcón, 20 Primer Balcón y 15 platea.

“La Bella Durmiente” es un ballet de Piotr I. Tchaikovski en un prólogo y tres actos. Se estrenó en 1890 en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo, ha recorrido diversos escenarios mundiales durante más de un siglo.