Las fuertes tormentas que afectaron parte de Texas y Oklahoma el fin de semana son solo el comienzo de varios días de clima severo en territorios de Estados Unidos, advirtieron hoy los servicios meteorológicos.

El Centro de Predicción de Tormentas en Norman, Oklahoma, informó que el sistema que golpeó ayer el sur de las Grandes Llanuras se dirigirá este lunes a los estados del Valle de Mississippi y del Valle de Ohio.

Según los especialistas, los vientos dañinos y la caída de granizos son las mayores amenazas de esta jornada, particularmente en el oeste de Kentucky, el norte de Mississippi y el oeste de Tennessee, incluyendo el área de Memphis.

El pronóstico de mal tiempo continuará durante martes y miércoles para Texas, Arkansas y Oklahoma, y el jueves para Alabama.

Varias tormentas severas provocaron este domingo fuertes vientos y caída de granizos en Texas y Oklahoma.

De acuerdo con el Servicio Nacional de Meteorología, en las áreas de Denton County y Justin, en el primero de esos estados, se registraron granizos del tamaño de una pelota de softbol; y en el segundo hubo reportes de tornados.