La Policía Nacional continua inspeccionando los talleres de motocicletas que existen en la capital, con el objetivo de verificar la documentación que garantiza la legalidad del automotor.

El Jefe de Seguridad Pública del Distrito III, Sergio Mayorga, detalló que lo primero que realizan es verificar la documentación de las motocicletas que se encuentran en el taller, las modificaciones que se realizan y si cuentan con el permiso requerido, entre otras inspecciones.

Recordó que la visita a los talleres es para bajar los índices delictivos e incrementar la seguridad ciudadana.

Dennis Robles, cliente de uno de los talleres inspeccionados, reconoció que es excelente esta supervisión de la Policía Nacional, ya que permite garantizar que el taller trabaja de una manera eficiente y legal.

Álvaro Centeno, del Taller Centeno, dijo que cuando un cliente solicita una inspección a su moto, lo que ellos piden es la circulación, sin embargo, de no presentarla, no realizan el chequeo.