El apoderado de Román “Chocolatito” González, Carlos Blandón, no se quedó de brazos cruzados tras el fallo polémico que le arrebató al nicaragüense el título de las 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo, CMB y que pasó por decisión mayoritaria a manos del tailandés, Srisaket Sor Rungvisai.

Blandón introdujo un recurso ante la Comisión Atlética de Nueva York, pidiendo una revisión del fallo “ya metí el amparo, no ante el CMB, porque nos trató a la altura, lo metí contra la Comisión Atlética de Nueva York y tengo 72 horas para que me contesten”, refirió el apoderado de González.

El recurso permite una revisión del fallo, misma que no puede cambiar el resultado de la pelea, pero si ordenar una revancha directa, si este, no es aceptado por la Comisión Atlética de Nueva York, Román podría pelear por el título en el 2018, cuando haya un ganador entre “El Príncipe” Cuadras y Srisaket Sor Rungvisai.

El vicepresidente del CMB, Renzo Bagnariol, explicó que la Comisión Atlética de Nueva York “se puede lavar las manos, porque ella nombró los jueces, pero independientemente de lo que esta determine, el presidente del CMB, Mauricio Sulaimán y el Comité de Campeonatos Mundiales, pueden ordenar la revancha directa en tres meses”.