Con emoción, gritos y algarabía de sus familiares, la Juventud Sandinista 19 de julio y población en general, dieron una calurosa bienvenida al campeón nicaragüense, Román "Chocolatito" González, quien regresó este lunes de su último combate realizado el pasado sábado en New York.

Doña Lilliam Antonia Luna, mamá del Chocolatito, fue la primera persona que recibió al campeón en medio de la emoción que le embarga al recibir a su hijo.

"Gracias a Dios una vez más... doy gracias a mi buen Dios, a mi familia, a la juventud que siempre me respalda, y por eso me siento muy contento", fueron las primeras palabras de Chocolatito para el público que lo recibió.

chocolate

"Gracias a toda la gente de Nicaragua que siempre ha estado conmigo. Estoy feliz porque estoy aquí nuevamente en mi país, con mi familia, con mis hijos, agradecido con Dios, con cada uno de ustedes que siempre han estado conmigo, con el Gobierno, con el Comandante Daniel, con la Compañera Rosario. Y pues esperando en Dios... veremos qué es lo que pasa después de todo lo que ha pasado", añadió Román.

El Chocolatito aseguró que la pelea con el tailandés fue dura, difícil, producto de los cual resultó con dos partiduras: una en las cejas y una en la cabeza.

“Me hicieron cinco puntadas y tres puntadas. Hoy más tarde voy a donde un cirujano que me haga algo especial”, expresó.

chocolate

“Yo se que fue una pelea difícil, pero Dios sabe porque hace las cosas y si Dios quiere vamos a ver cuáles son los planes adelante y posiblemente nos vayamos a la revancha, indicó.

El pugilista manifestó que sabe que hizo un gran trabajo y que llegó en buenas condiciones, de ahí que lograra pelear sangrando los doce rounds.

Chocolatito reiteró el agradecimiento a la juventud y al pueblo nicaragüense por el firme apoyo que siempre le ha demostrado.

chocolate

En Caravana: Román "Chocolatito" González recorre las calles de Managua

Emocionado y conmovido, así se mostró nuestro Campeón Román "Chocolatito" González, al recorrer las calles de la capital y ver cómo los pobladores salen de sus casas o sus trabajos, para expresar su respaldo y orgullo hacia él.

Entre gritos de alegría y frases como "sos grande Román", " Vos ganaste", " siempre nuestro campeón", pobladores de diferentes barrios de la capital, entre mujeres, adultos y niños, se encontraban en el transcurso del recorrido que inició en el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino, La Subasta, pista El Mayoreo, Rotonda La Virgen, Bello Horizonte, hasta llegar a su casa al barrio La Esperanza.

Pobladores del barrio La Esperanza, dieron un caluroso recibimiento a Román "Chocolatito" González, quíen el pasado sábado se enfrentó al tailandés Rugvisai.

chocolate

Román “Chocolatito” González: Me sorprendió la decisión de los jueces

“¿Cómo es posible que me hayan quitado el título?, si en el tiempo que pase sangrando yo estuve tirando golpes y golpes, con un cabezazo en la ceja y en los cachetes. Yo pensaba que por eso le iban a quitar puntos al otro boxeador, pero no pasó eso, y seguí peleando, y siento que hice un buen trabajo, esas fueron las reacciones de Román Chocolatito González al referirse a la pelea contra el Tailandés Rungvisai.

Aunque los jueces saben lo que hacen, a mi me sorprendió la decisión, y la verdad es un fallo triste, porque yo estuve guerreando en todos los asaltos. Entiendo que el peleador me conecto buenos golpes, pero verdaderamente yo siento que yo saqué la mayoría en la pelea de esa noche”, resaltó.

El púgil nicaragüenses, afirmó que "lo que más ha dolido es perder el invicto y el puesto número uno del mejor libra por libra, cuesta llegar donde uno esta y que fácilmente te puedan quitar algo que tanto te ha costado, eso es lo que duele”.

chocolate

“Quiero dejar claro que mi caída en el primer round, no fue ningún golpe, fue un mal balance que tenía y sumado a eso un cabezazo”, aseguró.

“Mi retador es un jugador que aguantaba demasiado, un tipo que daba con todo lo que tenía y pues le metí mano fuerte, gancho bajo y aguantó demasiado”, añadió Román.

Afirmó que la pegada de Rungvisai, no la sintió "los golpes se sienten hasta el día siguiente”, agregó entre risas.

Añadió que se mantendrá en las 115 libras, va a descansar un mes con su familia y luego viajará a Japón.

Reiteró que su equipo de trabajo se mantiene, “me siento feliz que la esquina estuvo muy bien, la verdad no hizo falta nada”.

chocolate

Quiero traer ese campeonato nuevamente

Relató que "antes de la pelea estuve hablando con el Comandante Daniel Ortega y le comenté que estaba en la mejor condición para la pelea; y así lo hice el día de la pelea, pero verdaderamente fallaron en el puntaje y le pido disculpas al pueblo Nicaragua si les he fallado, pero les aseguro que si me dan la revancha yo quiero traerle ese campeonato a Nicaragua nuevamente".

Al referirse al cariño del pueblo de Nicaragua, dijo que lo emociona y motiva en continuar realizando un buen trabajo.

“Quiero agradecerle al pueblo, a la juventud, medios de comunicación, porque siempre me ha respaldado en las buenas y en las mala; y me siento motivado y feliz de saber que hice una pelea muy buena, aunque difícil; pero aquí estamos para seguir adelante y hacer las cosas lo mejor que se pueda”, concluyó.

chocolate

Doña Liliam sufrió el día de la pelea

Doña Liliam Luna, mamá del “Chocolatito”, dijo que “cuando miré que a Román lo botaron, me entraron unos nervios y me dieron ganas de llorar, cuando escuché la decisión de los jueces, para mi estaba claro que le robaron la pelea.

“Yo le he dicho a Román que se retire, pero él dice que ¡todavía no!…entonces mi deber es seguirlo apoyando, expresó doña Liliam.

Agradeció al Comandante Daniel Ortega y a la Compañera Rosario Murillo por el apoyo que le han dado a Román.

Al finalizar, doña Liliam dijo que le preparó un arroz a la valenciana, y un bistec, aunque dejó claro que a su hijo le gustan los frijoles en bala con arroz caliente.

Doña María Lisseth Obando, expresó que “Román es un hombre que ha dado lo mejor de sí, un muchacho que no tenía nada, y ahora lo tiene todo, porque él ha confiado en Dios. Por su humildad, por su entrega, aquí y donde sea, él ha demostrado que es un campeón.

“Nosotros estamos orgullosos de recibir a nuestro Campeón de Nicaragua y del mundo, porque todos sabemos el fallo del juez, por eso siempre seguirá siendo nuestro campeón”, finalizó Miguel Obando.

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate

chocolate