El Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA) hizo el lanzamiento oficial del Programa de Investigación e Innovación para Mejorar la Productividad del Arroz en Nicaragua, que será ejecutado gracias al apoyo de la cooperación de la República de China (Taiwán).

La meta es lograr pasar de la producción promedio actual del grano de 5.3 millones de quintales hasta lograr satisfacer la demanda superior a los 7 millones de quintales, lo cual representa el consumo aparente del país.

Esto quiere decir que la producción nacional da para los primeros meses del año, ya que en los últimos dos se tiene que importar de otros destinos como Uruguay y Estados Unidos.

El proyecto se enmarca en los esfuerzos del Gobierno Sandinista en busca de la seguridad alimentaria nacional, tomando en cuenta el gran potencial que Nicaragua tiene para producir arroz.

De acuerdo al Co director del INTA, Compañero Miguel Obando, el objetivo central es el desarrollo del arroz secano, es decir aquella variedad que se cultiva requiriendo solamente el régimen de lluvia y no del riego.

En ese orden, expuso que son 6 variedades que actualmente se encuentran en desarrollo.

El país cuenta con 100 mil manzanas destinadas para el cultivo del grano, de ellas un 51% representa arroz de riego y 49% de secano.

Gracias al apoyo de Taiwán, en Nicaragua se han ejecutado otras iniciativas en rubros como bambú, frijol y musáceas.