Nicaragua, a través del Ministerio de Salud en coordinación con el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, trabaja en una propuesta para darle continuidad a los diversos programas de prevención, concientización y atención de estas enfermedades, para los próximos tres años.

El viceministro de salud y coordinador de la Comisión Nicaragüense del Sida (CONISIDA) Enrique Beteta, se reunió este lunes con Nohemí Restrepo, Gerente de Portafolio del Fondo Mundial para Nicaragua y Nelson González del Mecanismo Coordinador de País (MCP), para trabajar y analizar la propuesta que conlleva una subvención de 18.9 millones de dólares.

De este total 8.4 son dirigidos al componente sobre VIH-SIDA, 4.1 para tuberculosis y 6.4 millones para Malaria.

Nicaragua desde el 2007 viene trabajando en programas y propuestas de prevención de las enfermedades como VIH-Sida, Tuberculosis, y Malaria con el Fondo Mundial de Lucha.

“El Fondo Mundial ha estado apoyando al país en estas tres enfermedades y en el caso que nos toca, es precisamente para darle continuidad a una propuesta de trabajo con relación al VIH-Sida, que es uno de los desafíos que tenemos como país para poder contener la epidemia, destacó Beteta.

Restrepo manifestó que el Fondo Mundial ha aportado en un periodo de 10 años, unos 100 millones de dólares, para ejecutar los diversos programas, cuya implementación considera han sido muy exitosos por el compromiso asumido por el gobierno, los grupos organizados y la entidad internacional.

Indicó que para el próximo periodo de 3 años se están otorgando los U$18.9 millones, para ejecutar los diferentes programas en cada uno de los componentes.

“Hasta la fecha Nicaragua ha demostrado un gran compromiso, hemos trabajado de manera muy articulada y muy coordinada. Hay que reconocer que este país ha venido absorbiendo más y más de la ayuda provista por el Fondo Mundial (…) básicamente los fondos están asignados a los países y estamos trabajando con esos países para que puedan obtener esos recursos y queremos asegurar que no haya interrupción, no tenemos la menor duda que en su momento se van aprobar”, dijo Restrepo.

Reiteró que Nicaragua ha demostrado cumplimiento del programa, pero reconoció que hay múltiples desafíos en el tema de la prevención y concientización en todas las naciones en vías de desarrollo.

El VIH-Sida afecta a la población entre las edades de 15 a 39 años, que representa un 70 % de las cifras que tiene Nicaragua, lo que amerita desarrollar una serie de acciones de prevención y toma de conciencia entre la población.

“El Fondo Mundial está acá para revisar esa propuesta que estamos trabajando de cara a los próximos tres años. Nicaragua va a someter una propuesta, lo que significa desafíos, trabajo, mucha dedicación en coordinación con las organizaciones que trabajan el tema de VIH, con los sectores de trabajadoras sexuales, de hombre que tienen sexo con hombres, con las organizaciones trans”, añadió Beteta.

Nelson González de la MCP, indicó que se incrementan los esfuerzos para llegar a las poblaciones que están siendo afectadas.

“Creemos que la prevención es el paso número 1 para poder reducir el riesgo de adquirir VIH, sobre todo a las poblaciones claves y actualmente existen varias acciones que se trabajan con el proyecto financiado por el Fondo Mundial y otra gran parte que también el estado de Nicaragua garantiza como es el tratamiento y la realización de pruebas rápidas de VIH que hacemos en los territorios”, dijo González.

Acciones concretas de prevención

Nicaragua desarrolla con éxito los esfuerzos dirigidos a la eliminación de la transmisión materna infantil del VIH. El año pasado 114 mujeres embarazadas fueron diagnosticadas con VIH, por lo que se trabajo con ellas en eliminar la posibilidad que sus hijos resulten contagiados.

Otra propuesta de Nicaragua, es lo referente a la discriminación que sufren las personas con VIH-Sida, por tanto el papel de los medios es fundamental para promover campañas de sensibilización. También se promueve la tolerancia a los diferentes grupos de diversidad sexual. Incluye la toma de pruebas rápidas, talleres de capacitación y distribución de condones, entre otras acciones.

El Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, es una misión establecida en Ginebra, Suiza, y financia programas dirigidos a la prevención y erradicación de estas enfermedades en más de 140 países en vías de desarrollo.

La actual subvención del Fondo Mundial para el tema VIH-Sida vence en diciembre y tiene un financiamiento de 12 millones de dólares.