Las Semana Santa es uno de los periodos más importantes para el pueblo católico y el simbolismo de la misma trae consigo una serie de actividades que van más allá de lo espiritual.

En nuestro país las familias acostumbran el no consumo de carnes roja durante los días santos, esto dio origen a la elaboración de alimentos que hoy forman parte de la cultura gastronómica y popular de cada pueblo nicaragüense.

En el municipio de Somoto, doña Margarita Báez, es muy reconocida por su deliciosa Sopa de Cuajadas, la cual es elaborada a base de masa de maíz, cuajada, leche y condimentos cómo hierbabuena, cebolla, chiltoma, receta que ancestralmente ha elaborado su familia en tiempos de Cuaresma, como una tradición gastronómica y religiosa.

“Mi abuelita fue la que nos enseñó a elaborar y consumir esta receta, antes nos la hacían porque era más económica y siempre la bebíamos en tiempo de Cuaresma porque en los días mayores de la Semana Santa es cuando más respeto debemos de tenerle a Dios y siempre se nos ha enseñado que comer carnes en esos días es una falta de respeto”, refirió Báez.

Para doña Margarita, es un orgullo poder compartir con los jóvenes esta receta, que es del agrado de los somoteños, quienes se caracterizan por celebrar con mucho respeto la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

“Yo siempre comparto mi receta con todo el que quiera aprender, porque es importante que no perdamos la tradición, somos un pueblo católico y es parte de nuestra creencia el cumplir con lo que nos mandata Dios, a no comer algo indebido durante las fiestas de Semana Santa”, concluyó.