El ensayo, que se planificó en el marco del Proyecto “Fortalecimiento de las capacidades de preparación y respuesta ante sismos en áreas urbanas del Distrito IV de Managua” ejecutado por Cruz Roja Nicaragüense, contó con la participación de las autoridades del Sistema Nacional para la Prevención de Desastres (SINAPRED), Policía Nacional, Ejercito de Nicaragua, Defensa Civil, Ministerio de Educación y Cuerpo de Bomberos.

Con la demostración las instituciones participantes demostraron la efectividad de la preparación y la organización de las comunidades como respuesta ante los desastres.

Previo al simulacro los representantes de las organizaciones participantes explicaron la importancia de realizar este tipo de ejercicio.

Clemente Balmaceda, Presidente de Cruz Roja Nicaragüense, recordó que este año estamos cumpliendo 40 años del fatídico terremoto que destruyó Managua provocando más de 10 mil muertos, más de 20 mil heridos y el colapso de toda la ciudad que estaba concentrada en el antiguo centro de Managua.

“Se colapsaron  todos nuestros hospitales de referencia nacional, se colapsaron las instituciones de respuesta y otros edificios de la antigua Managua. El gran daño provocado fue inmenso” comentó.

Frente a la posibilidad de que un nuevo terremoto sacuda Managua indicó que tenemos que estar preparados y comentó que Managua ha sido catalogada como la ciudad de América Latina de más alta peligrosidad sísmica.

Detalló que entre los problemas que enfrentamos al momento de ocurrencia de un terremoto son los frágiles edificios que tenemos en la ciudad capital.

“Por eso el COMUPRED, los COBAPRED y todas las instituciones de respuesta en conjunto con la Secretaria Ejecutiva del SINAPRED y la Defensa Civil  nos estamos preparando para estar listos en caso de que la ciudad de Managua sufra otro terremoto”.

Según Balmaceda, a través del Proyecto DIPECHO VII, “los compañeros de los barrios han venido recibiendo entrenamiento de cómo trabajar en estructuras livianas  colapsadas, cómo desplazarse, cómo identificar cuáles son los lugares más seguros, cómo dar las atención de primeros auxilios básicas, porque los barrios son los primeros que van a dar la respuesta”.

Asimismo indicó que la Cruz Roja Nicaragüense cuenta en su personal con   especialistas en apoyo psicosocial  que son las personas que dan apoyo a la población cuando se dan los eventos; “tenemos especialistas en rescate vertical, tenemos especialistas en estructuras colapsadas, equipo de ambulancia, entre otros” aseguró.

El representante de la institución humanitaria señaló que el ejercicio demostrativo sería exitoso y nos prepararía para dar respuesta a algún terremoto “porque juntos vamos a promover más seguridad”.

Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea apoya a Centroamérica en la preparación para desastres

Por su parte Arlen Cordero, representante del Departamento de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea, expresó que “la experiencia ha demostrado que la medida más efectivas para salvar vidas, son usualmente las que llevan a cabo las propias poblaciones afectadas durante y después de un desastre en momentos en que las agencias de ayuda humanitaria no han llegado a la zona afectada”.

Cordero indicó que los proyectos de prevención ante desastres como el programa DIPECHO, el cual es financiado por la Comunidad Europea, contribuye desde 1998 a fortalecer la capacidad de respuesta y resiliencia con un enfoque comunitario, en Centroamérica.

“La mayoría  de ellos incluyen medidas preparatorias sencilla y económicas como el establecimiento  de sistemas de alerta temprana, planes de evacuación, construcción de pequeñas obras de mitigación, entre otros… esto hace posible que las comunidades en riesgo aumenten su capacidad de reacción local ante amenazas futuras” aseguró.

Según Cordero, el Plan de Acción DIPECHO VII ha realizado una consulta que va de lo local a lo municipal y que ha sido liderada  por los sistemas nacionales en este caso por el SINAPRED.

“Nuestros sectores de intervención incluyen preparación local, fortalecimiento institucional  y abogacía, educación y sensibilización, pequeñas obras de mitigación e infraestructura de apoyo” detalló Cordero.

Para ello la Comisión Europea ha destinado un total de 10  millones de euros para Centroamérica y beneficiar a 800 mil personas de 4 países.

En Nicaragua se están desarrollando 6 proyectos por un monto  total de 2  millones 500 mil euros ejecutados por diferentes socios entre ellos Cruz Roja Española, Cruz Roja Holandesa y Cruz Roja Italiana, y su socio implementador local la Cruz Roja Nicaragüense.

“Consideramos estratégico  y fundamental la realización de simulacros que sirvan  para poner en práctica  los procesos de respuesta preparados para aprender de nuestros errores y mejorar nuestra capacidad de respuesta y de salvar vidas” comentó Cordero.

Cumpliendo mandato del Comandante Daniel y compañera Rosario

Por su parte la delegada del Distrito IV, compañera Jennifer Porras, indicó que con este ejercicio de simulación se está dando cumplimiento al mandato del Comandante Daniel y de la Compañera Rosario, el cual es  garantizar la seguridad de las familias nicaragüenses.

“Esta oportunidad que se nos está llegando dentro de los 4 ejes fundamentales que es de garantizar la prevención, la mitigación, la preparación y la respuesta ante cualquier emergencia o desastre natural que  se nos presente” manifestó.

La delegada detalló que el Distrito IV fue seleccionado porque tiene características especificas como tener los barrios más tradicionales, la parte urbana más antigua en relación a los  otros distritos, además que en la zona se ubica una falla latente que aumenta la peligrosidad.

“La satisfacción nuestra es que gracias a este DIPECHO nosotros hemos logrado organizar en estos 12 barrios sus brigadas, sus COBAPRED, esta organización que hemos logrado articular entre el Poder Ciudadano y hacer de esto las brigadas de respuesta inmediata” dijo Porras.

Asimismo dijo que actualmente los 12 barrios participantes (La Tenderí, Los Ángeles, Lomas de Chico Pelón, El Paraisito, Ciudad Jardín, San José Oriental, Las Torres, Rigoberto López Pérez, Romín Manrique, Benedicto Valverde, Hilario Sánchez y San Luis Norte) en el simulacro están preparados y han identificado sus lugares más seguros y tienen la capacidad de dar respuesta inmediata ante cualquier eventualidad.

“Para nosotros es una  satisfacción saber que esto es una herramienta que nos está quedando a todos los  líderes comunales como Alcaldía de Managua, como Codipred, como Cobapred, que estamos juntos promoviendo barrios seguros” dijo Porras y agregó que “esta es parte  de las políticas del Gobierno que nosotros estamos tratando de implementar de manera general en todos los distritos de Managua”.

Gestión de Riesgos debe convertirse en parte de la cultura de nuestra población

Momentos antes de iniciar el simulacro, el doctor Guillermo González, del SINAPRED, indicó que los nicaragüenses tenemos que ver hacia adelante y pensar de que manera nosotros podemos organizarnos y desarrollar acciones que nos permiten el objetivo de estar seguros frente a los desastres.

González hizo énfasis en que es importante que hagamos un esfuerzo para que en el país la Gestión del Riesgo se convierta en parte de la cultura de nuestra población.

“El comandante Daniel muy preocupado sobre estos temas  nos ha venido insistiendo en que debemos hacer que esta visión se arraigue en nuestras casas, nuestro hogar,  y por eso es importante que en el pensum educativo se estén discutiendo estos tema porque es así como vamos a tener a una sociedad preparada, dispuesta y organizada para enfrentar de la mejor manera los desastres naturales”.

Según González “ese es precisamente uno de los desafiaos que este año vamos a ir convirtiéndolo  en una realidad, en acciones que nos permitan hacer que desde los hogares sean los miembros de  la familia los primeros en asegurar que nosotros estemos preparados para enfrentar los desastres naturales”.

Simulacro permite evaluar nivel de conocimientos y capacidad de respuesta

El Coronel Néstor Solís González, segundo jefe de Defensa Civil del Ejército de Nicaragua, explicó que con el simulacro se está evaluando el nivel de adquisición de conocimientos de todas las estructuras territoriales que conforman el CODIPRED.

“Estamos hablando del Comité Distrital, de los 12 comités de barrios, de las brigadas distritales y  de las 12 brigadas de barrio, así como también de la población que pertenece  a estos 12 barrios... Estamos midiendo cual fue el nivel de adquisición de los conocimientos y la respuesta  inmediata que vamos a tener en un caso real ante la actuación de la población en este simulacro” indicó Solís.

El Coronel Solís explicó que el simulacro se dividió en 5 escenarios.

“El primero es directamente la activación del plan de evacuación del instituto Maestro Gabriel, aquí se vio una gran cantidad de alumnos que pudo salir en un breve tiempo, eso quiere decir que el instituto está en capacidad  de evacuar inmediatamente a sus alumnos y ponerlos a buen resguardo  ante una amenaza sísmica”.

Asimismo detalló que en el escenario número dos se demostrarían  cómo se activa y cómo se articula el comité distrital para el proceso de toma de decisiones en relación a los comités de barrios que conforman el distrito.

El tercer escenario es la liquidación  de un incendio que se da por parte de las instituciones bomberiles, en este mismo escenario se tuvo la oportunidad de apreciar el trabajo de todas las instituciones como Cruz Roja, Defensa Civil, Policía Nacional, Ejercito y la población en general.

El 4to escenario, Solís indicó que se evaluaría el funcionamiento de un hospital del distrito que como consecuencia del terremoto se tuvo que organizar en tiendas de campañas y se ubicó en predios baldíos.

El 5to escenario se desarrolla en el Centro de albergue en campañas para alojar a la población que 10 días después del terremoto ha estado en las canchas deportivas, en los campos, parqueos, áreas verdes, de manera desorganizada y sin condiciones. De ahí serían trasladados al centro de albergue donde ya hay comida, condiciones, atención médica, seguridad y ante todo tienen organización.

El simulacro se realizó en base a la hipótesis que a las 8:55 de la mañana del 17 de febrero del 2012, un sismo de 6.1 grados estremeció la capital.

En total participaron  400 personas que están trabajando directamente en el  ejercicio y más de 3 mil  personas con la población participante.

Estudiantes y población comprenden importancia de la preparación ante terremotos

Durante la ejecución del simulacro la población del sector se mostró sorprendida por el despliegue de personal de rescate.

Además las calles fueron ambientadas como si un verdadero terremoto hubiera sacudido la ciudad.

En las calles jóvenes, hombres, mujeres y niños simulaban estar heridos bajo los escombros, pidiendo ayuda.

Ante los diferentes escenarios que se plantearon, la población reaccionó satisfecha al constatar que la ciudad cuenta con personal especializado para atender este tipo de emergencias.

Además valoraron que el involucramiento de las instituciones educativas y de salud deja entrever una coordinación estrecha entre todos los miembros del SINAPRED.

Por su parte los actores y actoras que participaron en el Simulacro señalaron que fue una experiencia de la cual aprendieron mucho.

“Ahora estamos preparados, nos sentimos más seguros de que vamos a saber responder frente a una emergencia” señaló una de las jóvenes que llevaba heridas de consideración en su cuerpo.