El tetra campeón mundial de boxeo, el nicaragüense Román "Chocolatito" González, anunció la mañana de este jueves la inauguración de su nuevo negocio, el auto lavado "Román Chocolatito".

Esta iniciativa es un nuevo emprendimiento empresarial que brindará el servicio de lavado de vehículos y pasteado, ubicado en el costado este del Colegio María Mazzarello, barrio Altagracia.

"Agradecerle a Dios porque es Él el que me tiene aquí y segundo a mi familia, a mis hijos y al team Chocolatito González que siempre está conmigo en las buenas y en las malas, agradecerle también a la empresa privada que siempre han estado conmigo en todas mis peleas".

"Hoy en día quiero comunicarles al público que mañana vamos a inaugurar mi auto lavado Chocolatito González, para mí es un orgullo y una bendición que Dios me ha dado de hacer este humilde negocio que es para la población que tienen vehículo".

"Vamos a tener un buen servicio esperando con la ayuda de Dios y de la población que vengan al auto lavado Chocolatito González".

El auto lavado cuenta con sala de espera con aire acondicionado, venta de comida, bebidas y souvenirs, como camisetas y cuadernos con la imagen del tetracampeón.

Próxima presentación

Durante la conferencia de prensa, el mánager del campeón, Carlos Blandón, anunció que el 18 de marzo HBO en Nueva York se estará llevando a cabo una velada boxística en la que peleará Gennady Golovkin y se espera confirmen la participación de Román.

“Nosotros adheríamos de manera perfecta en esa cartelera pero todavía no estamos confirmados, no tenemos el rival, pero nos sentimos muy contentos por esa oportunidad, nos han manifestado el interés de tenernos en esa cartelera".

Pide disculpas al Consejo Mundial de Boxeo

Sobre la controversia en días anteriores en relación a la pelea con Carlos Cuadra, el “Chocolatito” presentó sus disculpas al Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

“Yo públicamente quiero pedirle disculpas a don Mauricio y a toda su familia y principalmente al mundo del boxeo porque verdaderamente hubo un momento de tristeza, pero gracias a Dios todas las cosas se han resuelto”.