Como un año de logros y gran trascendencia ha sido calificado el 2016 por el Presidente Ejecutivo del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Nick Rischbieth, al referirse al desempeño de la institución financiera durante la celebración del cierre de la Presidencia Pro Témpore del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) en Nicaragua.

Rischbieth explicó que en junio pasado entraron en vigencia las modificaciones del Convenio Constitutivo del Banco, modificación que redefinió el Artículo 2 de dicho convenio a fin de ampliar la misión de la entidad financiera, misma que permitirá atender no solo a los países fundadores sino a todos los países de la región.

“El nuevo Artículo 2 del Banco se lee de la siguiente manera: el Banco tendrá por objetivo promover la integración económica y el desarrollo económico y social equilibrado de la región centroamericana que incluye a los países fundadores y a los países regionales no fundadores”, explicó el funcionario del BCIE.

Rischbieth indicó que también realizaron modificaciones para garantizar una silla permanente a Panamá y República Dominicana, al igual que le fue otorgado el estatus de socio a Belice y ha sido recibida la solicitud de la República de Cuba para incorporarse como socio extra regional al Banco.

Añadir que el pasado 13 de diciembre el BCIE, con la ayuda de los cancilleres de Centroamérica, fue acreditado como observador ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, lo que contribuirá para que el Banco pueda darle un seguimiento más cercano al tema de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
Igualmente, el BCIE recibió la acreditación por primera instancia regional ante el Fondo Verde del Clima, lo que brindará acceso a la fuente más grande recursos financieros para programas y proyectos dirigidos a la mitigación y adaptación de los efectos negativos del cambio climático.

El presidente del BCIE detalló que para el 2017 vislumbran ingrese como socio extra regional al Banco uno de los países con una de las economías más fuertes del mundo, que actualmente se encuentra en la búsqueda de oportunidades de inversión en Centroamérica, lo que significará que en los primeros seis meses del próximo año el Banco podría alcanzar una calificación de institución financiera AA, lo que podría ubicarla a la par de países como el Reino Unido y Francia.